Despedida de Laura Botet

15 06 2009

VALORACIÓN PERSONAL DE LA ASIGNATURA DE  FONAMENTS LÉXICS:

La asignatura de Fonaments léxics me a parecido muy interesante, al principio me pensaba que seria muy difícil y aburrida, pero luego me resultó divertida e interesante. No pensaba que daríamos latín y griego, al dar esas lenguas no tenia ni idea de ninguna de ellas y ahora si, por lo que estoy muy satisfecha.
Resulta muy útil conocer el significado de las raíces que forman las palabras ya que facilitan la comprensión de muchos términos técnicos y a su vez gracias al haber lo entendido es más fácil la memorización. Incluso permite llegar a comprender algunas palabras sin ni si quiera haber leído antes lo que significaba, lo cual es un buen complemento para el estudio de cualquier materia.

           

En torno al ambiente de clase muy bien; no conocía a nadie pero a lo largo del curso he hecho muy buenos amigos y puedo decir de ellos que son todos muy simpáticos y agradables. También la profesora Mª Jesús es muy buena profesora y simpática.
            Finalmente me cabe decir que si en el curso siguiente hubiera estado esta asignatura, me la hubiera vuelto a coger. Y animo a las personas que pasen a primero de bachiller a que se cojan esta asignatura, que les gustara mucho y aprenderán muchas cosas.

 

LAURA BOTET 1ªBAA-A





DEMÉTER

6 03 2009

DEMÉTER

Deméter (en griego antiguo Δημήτηρ: Dēmétēr o Δημητρα: Dēmētra, ‘diosa madre’) Hija de Cronos y Rea. Pertenece a la segunda generación divina.

Su personalidad es muy distinta a Ges que es la tierra en su matiz cosmogónico, mientras de Deméter es la tierra cultivada. Deméter es hermana (y esposa ocasional) de Zeus.

Es la diosa griega de la agricultura, nutricia pura de la tierra verde y joven, ciclo vivificador de la vida y la muerte, y protectora del matrimonio y la ley sagrada. Se la venera como la «portadora de las estaciones» Junto a su hija Perséfone eran los personajes centrales de los misterios eleusinos que también precedieron al panteón olímpico.

En la mitología romana se asociaba a Deméter con Ceres. Cuando se le dio a Deméter una genealogía, se dijo que era hija de Crono y Rea, y por tanto hermana mayor de Zeus. A sus sacerdotisas se les daba el título de Melisas.

Según el retórico ateniense Isócrates, los mayores dones que Deméter daba a los atenienses eran el grano, que hacía al hombre diferente de los animales salvajes, y los misterios eleusinos, que le daban mayores esperanzas en esta vida y en la otra.

En honor a Deméter de Misia se celebraba una fiesta en Pellene, Pausanias visitó el santuario de Deméter en Misia en su viaje de Micenas a Argos, pero todo lo que pudo sonsacar para explicar el arcaico nombre fue un mito de un misio epónimo que veneraba a Deméter.
Los lugares de culto a Deméter más importantes no se concentraban en ninguna región concreta del mundo griego: Eleusis, en Sicilia, Hermíone, en Creta, Megara, Celeae, Lerna, Aegila, Muniquia, Corinto, Delos, Priene, Acragas, Iasos, Pérgamo, Selino, Tegea, Thorikos, Dion, Licosura, Mesembria, Enna y Samotracia.

Deméter enseñó a la humanidad las artes de la agricultura: sembrar semillas, arar, recolectar, etcétera. Era especialmente popular entre las gentes del campo, en parte porque eran los beneficiarios más directos de su ayuda, y en parte porque eran más conservadores a la hora de mantener las viejas costumbres

El mito de Deméter y Poseidón
Los nombres de Deméter y Poseidón están relacionados en las primeras inscripciones en lineal B halladas en Pilos, donde aparecen como PO-SE-DA-WO-NE y DA-MA-TE en el contexto sagrado de echar a suertes. El elemento «DA» que aparece en ambos nombres está aparentemente conectado con una raíz protoindoeuropea relacionada con la distribución de tierras y honores (compárese con el latín dare, ‘dar’). Poseidón (cuyo nombre parece significar ‘consorte de la distribuidora’) persiguió una vez a Deméter, en su forma original de diosa-yegua. Ella se resistió a Poseidón, pero no pudo ocultar su origen divino entre los caballos del rey Oncos. Poseidón se transformó en semental y la cubrió. Deméter se puso literalmente furiosa (Deméter Erinia) por este asalto, pero lavó su ira en el río Ladón (Deméter Lusia). Le dio a Poseidón una hija, cuyo nombre no podía ser pronunciado fuera de los misterios eleusinos, y un corcel de negras crines llamado Arión. En Arcadia se había adorado históricamente a Deméter como una deidad con cabeza de caballo.

El mito de Perséfone y deméter
La leyenda comienza con Perséfone recogiendo flores en una pradera de Enna de Sicilia, aunque el himno de Homero dedicado a Deméter habla de forma imprecisa de la llanura de Misa, aunque otras tradiciones sitúan el hecho en Eleusis junto al Cefiso o en Arcadia, al pie del monte Cileno. Ella crecía feliz junto a las otras hijas de Zeus, Atenea y Artemisa. De repente, cuando cortaba un narciso, la tierra se abre a sus pies y surge Hades, que rapta a la joven.
Perséfone grita pidiendo auxilio a su madre, Deméter al oírla acude en su ayuda, al no encontrarla, comienza para ella un largo peregrinaje en pos de la muchacha. Durante nueve días y nueve noches recorre el mundo, sin comer, beber, errante con una antorcha en cada mano buscando a su hija.
Una tradición local afirma que fueron los habitantes de Hermíone, en la Argólide, los que avisaron a la diosa y descubrieron al autor. Aunque el mito mas conocido afirma que al décimo día la diosa se encuentra con Hécate, quien le sugiere que consulte a Helio, el dios que todo lo ve.
Este dios efectivamente ha contemplado lo sucedido y se lo relata a la infortunada madre. La cólera de Deméter es tal que abandona el Olimpo, se disfraza de vieja y se niega cumplir sus funciones mientras su hija no le sea devuelta.
Se dirige a Eleusis, disfrazada de anciana, y se sienta en una piedra, conocida como la piedra sin alegría. Una anciana de nombre Yambe, hija de Pan y la ninfa Eco. Mas alegre, la diosa entra al servicio del rey Céleo y su esposa Metanira.
Agradecida por la hospitalidad de éstos, decide hacer inmortal a Demofonte, infante al que ella servía de nodriza. Pero mientras practicaba los ritos necesarios, fue interrumpida por Metanira y el niño falleció.
Como compensación Deméter otorgó grandes dones a Triptólemo, hermano del fallecido. Según otras versiones Demofonte no muere, simplemente no alcanza la inmortalidad. El destierro de la diosa incide en las cosechas, hace que la tierra se vuelva estéril. Como la diosa sigue negándose a hacer fructificar los campos, Zeus envía primero a Iris y después poco a poco a todos los dioses del Olimpo para convencerla de que regrese y fertilice la tierra. Ante el nulo resultado de sus embajadas, Zeus cede y manda a Hermes al Hades con el mensaje de que Perséfone debe ser devuelta. Como la muchacha ha probado la comida de los muertos, ya no le es posible regresar.
Entonces se decidió una solución de compromiso. Para contentar a Deméter, el dios dictaminó que a partir de aquel momento, la chica pasase la mitad del año junto a su esposo en el Tártaro, cuando Perséfone permanece junto a su esposo el suelo queda estéril, es la triste estación de invierno, y la otra mitad del año con su madre entre los vivos, cuando la joven sube al Olimpo, los tallos verdes la acompañan, comienza la primavera.
Un mito cuenta que mientras la diosa buscaba a su hija, Poseidón enamorado de ella, la acosaba continuamente. En una ocasión Deméter, para esquivar a su pretendiente, se transformó en yegua, pero el se metamorfoseó en caballo y de esta unión nació el corcel llamado Arión y una hija a la que llamaban el Ama. Por este mito a Deméter se le relaciona con las estaciones del año.

Representaciones
Se solía retratar a Deméter subida a un carro, y asociada con frecuencia a imágenes de la cosecha, incluyendo flores, fruta y grano. A veces se la pintaba también con Perséfone.
Sus atributos son la espiga, el narciso y la adormidera. Su ave la grulla. Su víctima predilecta la trucha. Se la representa coronada con espigas, sentada y llevando en la mano una antorcha o una serpiente.





Jacinto

4 03 2009

En la mitología griega, Jacinto o Hyacinthus (en griego antiguo Ὑάκινθος y en griego moderno Hyakinthos) era un héroe divino, el hijo de Clío y Píero, rey de Macedonia, o del rey Ébalo de Esparta, o del rey Amiclas, también de Esparta. Su culto se encontraba en Amyclae, donde se ubicaba su tumba, a los pies de la estatua del dios Apolo, que se remontaba al período micénico.

Jacinto era la divinidad tutelar de uno de los principales festivales espartanos, las Jacintias, que se celebraba cada verano. El festival duraba tres días, un día para llorar la muerte del héroe divino y los otros dos para celebrar su renacimiento.

Según el mito Jacinto era un hermoso joven amado por el dios Apolo. Él y su amante estaban jugando a lanzarse el disco el uno al otro, cuando Apolo para demostrar su poder e impresionar a Jacinto lo lanzó con todas sus fuerzas. Jacinto, para a su vez impresionar a Apolo, intentó atraparlo, fue golpeado por el disco y cayó muerto. Otra versión del mito añade que el responsable de la muerte de Jacinto fue el dios del viento Céfiro. La belleza del muchacho provocó una disputa amorosa entre Céfiro y Apolo. Celoso de que Jacinto hubiese preferido el amor de Apolo, Céfiro desvió el disco con la intención de herir y matar a Jacinto. Sin embargo, mientras agonizaba, Apolo no permitió que Hades, el dios de los muertos, reclamara al muchacho; de la sangre derramada del joven hizo brotar una flor, el jacinto. Según la versión de Ovidio, las lágrimas de Apolo cayeron sobre los pétalos de la flor y la convirtieron en una señal de luto. En otras variaciones Céfiro tiene una forma física y en castigo Apolo lo convierte en viento para que no dañe a nadie más.

 220px-hyacinth_bosio_louvre_ll52

Simbología

 

Ninguna representación antigua conocida muestra a Apolo y Jacinto juntos a excepción quizás de una pintura de Akestórides, que muestra a un joven inclinado sobre un cisne. Sin embargo, a menudo se le representa en la cerámica griega antigua en compañía de Céfiro, siendo elevado por el dios del viento o practicando sexo interfemoral.

 

 

 

images

– Nombre científico o latino: Hyacinthus spp.

– Nombre común o vulgar: Jacinto

– Familia: Liliaceae (Liliáceas).

– Origen: Balcanes y Asia Menor.

– El jacinto es una planta bulbosa con una floración muy vistosa y de perfume exquisito.

– Alcanza una altura de 25 cm

– Hojas basales muy derechas dispuestas en roseta.

– Gruesa espiga formada por flores de 6 pétalos en colores blanco, rosa, azul púrpura, lila, etc.

– Floración en primavera.

– Es posible obtener floraciones invernales mediante forzado para utilizarlas como planta de interior.

– Usos: apropiada para manchones, combinados con otras plantas de papa que florecen al mismo tiempo, como fresia o muscari.

jacinto

 

 

Aloma Manzano Vidal                                                                             1ºBach V

Referentes actuales





MERCURIO

2 12 2008

Mercurio

Mercurio es el planeta más próximo al Sol y el segundo más pequeño del Sistema Solar.

Antiguamente se pensaba que sus periodos, de rotación y traslación, eran ambos de 88 días. En 1965 se mandaron pulsos de radar hacia Mercurio, cosa que demostró definitivamente que su periodo de rotación era de 58,7 días, lo cual es 2/3 de su periodo de traslación.

Su superficie está cubierta de cráteres y sus temperaturas pueden alcanzar hasta más de 800oF, porque se encuentra muy cerca del Sol y rota lentamente. Tiene un contenido de hierro más alto que cualquier otro planeta de nuestro sistema solar, y se han propuesto varias teorías para explicar esto:

v Primera teoría: al principio, Mercurio tenía una proporción de silicato metálico (condrito) similar a los meteoritos corrientes. Sin embargo, en los comienzos del sistema solar, fue golpeado por un planetesimal de aproximadamente 1/6 de su masa. El impacto quitó la mayor parte de la corteza original y su manto, dejando el núcleo, como componente principal de toda la estructura interna. Esta teoría es la más aceptada entre los científicos.

v Segunda teoría: surgió de la nebulosa planetaria originaria de nuestro sistema solar, antes de que la energía del Sol se estabilizara. El planeta, en un principio, tenía dos veces su masa actual. Pero como el protosol se contrajo, las temperaturas cerca de Mercurio estaban

entre 2500 y 3500 K, y posiblemente hasta tan altas como 10.000 K. La mayor parte de la roca superficial se vaporizó con tales temperaturas, formando una atmósfera de vapor de roca, que posteriormente el viento solar se encargó de disipar en el espacio.

v Tercera teoría: la nebulosa planetaria causó la resistencia física sobre las partículas del disco de acrecimiento de Mercurio, lo cual hizo que numerosas partículas de materia ligera de dicho disco se perdieran.

Esquema del interior de MercurioEs el más pequeño de los cuatro planetas sólidos o rocosos, con un diámetro de 4879 km en el ecuador. Está formado aproximadamente por un 70% de elementos metales y un 30% de silicatos. La densidad de este planeta es la segunda más grande de todo el sistema solar, su valor es de 5430 kg/m3.

El núcleo ocupa un 42% de su volumen total.

Rodeando el núcleo existe un manto de unos 600 km de grosor.

La corteza mide en torno a los 100-200 km de espesor. Contiene numerosas líneas escarpadas o escarpes que se extienden varios miles de kilómetros a lo largo del planeta, las cuales se formaron cuando el núcleo y el manto se enfriaron y la corteza se solidificó.

.Lugar que ocupa respecto al Sol:

Características básicas de Mercurio

Tamaño: radio ecuatorial

2.440 Km.

Distancia media al Sol

57.910.000 Km.

Día: periodo de rotación sobre el eje

1.404 horas

Año: órbita alrededor del Sol

87,97 días

Temperatura media superficial

179 º C

Gravedad superficial en el ecuador

2,78 m/s2

mitologia

Hijo de Zeus y de la ninfa Maya, una de las pléyades. Es el mensajero de los dioses. Ayudó a Zeus en su lucha encarnizada con el gigante Tifoeo. Enseñó a Pandora la utilización del engaño y la seducción. Los jonios creían que había nacido en el monte Zileno, hoy llamado Zíra, en el Peloponeso. Dios de la elocuencia, tenía una memoria portentosa y una voz de gran potencia. Dios de la palabra y de la inteligencia, se pensaba que era el inventor de la escritura. También se le atribuía la invención de la astronomía y de las matemáticas, así como el haber dado leyes a los hombres y haber señalado las medidas y las pesas. Dios del comercio, protector de los ladrones, viajeros y transeúntes. Protector de la juventud, se le tenía por el primer organizador de juegos gimnásticos para ejercitar a la juventud y hacerla fuerte y vigorosa. En algunos lugares lo consideraban inventor de la lira, la cual elaboró con tallos de caña y el caparazón de una tortuga. Aunque menos, se le tenía por protector de la salud, y guiaba, junto a Hades, las almas de los difuntos a los mundos de ultratumba donde habitaban. En Arcadia era un dios de la fecundidad. Entre sus símbolos está el caduceo de serpientes, y como dios del comercio, una bolsa de monedas. Otros símbolos que aparecen en sus figuraciones son las sandalias aladas y el petaso, el olivo y la adormidera, y a veces una espada, una hoz o un disco. En la mitología griega su nombre es Hermes.





ASTROLOGIA

20 10 2008

Bueno una vez resuelto el conflicto de la terminología entre astronomia y astrología que supongo habrá quedado suficientemente claro; como vosotros abordaréis directamente la astronomía, yo por mi parte me voy a dedicar a esclareceros la astrología.

Las antiguas civilizaciones sugerieron formas y figuras en el cielo para identificar la distribución observada de las estrellas; esas formas fueron tanto de animales y seres mitológicos, como de objetos de uso cotidiano. Se les llamó constelaciones (del latin constellatio, cum-stella-tio) y actualmente resultan un esquema útil para delimitar una zona del cielo.

Hoy se consideran 88 constelaciones, es decir, la bóveda celeste se ha subdividido en 88 sectores definidos; a cada una le corresponde una determinada región del cielo: hay constelaciones  visibles desde ambos hemisferios de la Tierra y otras observables sólo desde uno de ellos.

 

 

Nº constelacion

Nombre

Cod

Area

num.estr.

Densidad

A.R.

Dec.

Altura max.

Estrella

Mag

 

Link a foto

 

gr2

>6m

>3m

estelar

hh mm

grs.

a las 20:00

principal

 
1 Andromeda And 722 151 4 0.209 00 40 +38 fin Nov Alpheratz 2.1
2 Antlia Ant 239 43 0 0.180 10 00 -35 fin Abr (Alpha Ant) 4.3
3 Apus Aps 206 35 0 0.170 16 00 -76 med. Jul (Alpha Aps) 3.8
4 Aquarius Aqr 980 148 1 0.151 22 20 -13 fin Oct Sadalmelik 3.0
5 Aquila Aql 652 110 6 0.169 19 30 +02 med. Sep Altair 0.8
6 Ara Ara 237 59 4 0.249 17 10 -55 princ. Ago (Alpha Ara) 3.0
7 Aries Ari 441 82 2 0.186 02 30 +20 fin Dic Hamal 2.0
8 Auriga Aur 657 148 6 0.225 06 00 +42 med. Feb Capella 0.1
9 Bootes Boo 907 164 5 0.181 14 35 +30 fin Jun Arcturus 0.0
10 Caelum Cae 125 18 0 0.144 04 50 -38 fin Ene (Alpha Cae) 4.5
11 Camelopardalis Cam 757 142 0 0.188 05 40 +70 med. Feb (Alpha Cam) 4.3
12 Cancer Cnc 506 129 2 0.255 08 30 +20 fin Mar Acubens 4.3
13 Canes Venatici CVn 465 62 1 0.133 13 00 +40 princ. Jun Col Caroli 2.9
14 Canis Major CMa 380 137 8 0.361 06 40 -24 fin Feb Sirius -1.5
15 Canis Minor CMi 183 36 2 0.197 07 30 +06 med. Mar Procyon 0.4
16 Capricornus Cap 414 100 3 0.242 20 50 -20 princ. Oct Algedi 4.2
17 Carina Car 1083 198 11 0.183 08 40 -60 fin Mar Canopus -0.7
18 Cassiopeia Cas 598 145 6 0.242 01 00 +60 princ. Dic Schedar 2.2
19 Centaurus Cen 1060 289 14 0.273 13 20 -47 princ. Jun Alpha Centauri 0.0
20 Cepheus Cep 588 140 5 0.238 22 00 +70 med. Oct Alderamin 2.4
21 Cetus Cet 1231 173 5 0.141 01 45 -12 med. Dic Menkar 2.5
22 Chamaeleon Cha 132 24 0 0.182 10 40 -78 fin Abr (Alpha Cha) 4.1
23 Circinus Cir 93 33 1 0.355 14 50 -63 fin Jun (Alpha Cir) 3.2
24 Columba Col 270 69 3 0.256 05 40 -34 princ. Feb Phact 2.6
25 Coma Berenices Com 386 67 0 0.174 12 40 +23 fin May Diadem 4.3
26 Corona Austrina CrA 128 46 0 0.359 18 30 -41 fin Ago Alphecca Meridiana 4.1
27 Corona Borealis CrB 179 35 1 0.196 15 40 +30 med. Jul Alphecca 2.2
28 Corvus Crv 184 27 4 0.147 12 20 -18 fin May Al Chiba 4.0
29 Crater Crt 282 45 0 0.160 11 20 -15 princ. May Alkes 4.1
30 Crux Cru 68 46 5 0.676 12 20 -60 fin May Acrux 1.4
31 Cygnus Cyg 804 267 6 0.332 20 30 +43 fin Sep Deneb 1.3
32 Delphinus Del 189 49 0 0.259 20 40 +12 fin Sep Sualocin 3.9
33 Dorado Dor 179 29 1 0.162 05 00 -60 fin Ene (Alpha Dor) 3.3
34 Draco Dra 494 210 6 0.425 17 00 +60 princ. Ago Thuban 3.7
35 Equules Eqe 72 20 2 0.278 21 10 +06 princ. Oct Kitalpha 3.9
36 Eridanus Eri 1138 193 4 0.170 03 50 -30 med. Ene Achernar 0.5
37 Fornax For 398 55 0 0.138 02 30 -33 fin Dic (Alpha For) 3.9
38 Gemini Gem 514 119 7 0.232 07 00 +22 princ. Mar Castor 1.6
39 Grus Gru 366 61 4 0.167 22 20 -47 fin Oct Alnair 1.7
40 Hercules Her 1225 245 6 0.200 17 10 +27 princ. Ago Ras Algethi 3.2
41 Horologium Hor 249 33 0 0.133 03 20 -52 princ. Ene (Alpha Hor) 3.9
42 Hydra Hya 1303 206 4 0.158 10 30 -20 fin Abr Alphard 2.0
43 Hydrus Hyi 243 29 3 0.119 02 40 -70 fin Dic (Alpha Hyi) 2.9
44 Indus Ind 294 39 1 0.133 21 20 -58 princ. Oct (Alpha Ind) 3.1
45 Lacerta Lac 201 62 0 0.308 22 25 +43 fin Oct (Alpha Lac) 3.8
46 Leo Leo 947 133 7 0.140 10 30 +15 fin Abr Regulus 1.4
47 Leo Minor LMi 232 36 0 0.155 10 20 +33 fin Abr (Beta LMi) 4.2
48 Lepus Lep 290 67 4 0.231 05 25 -20 princ. Feb Arneb 2.6
49 Libra Lib 538 96 3 0.178 15 10 -14 princ. Jul Zuben el Genubi 2.8
50 Lupus Lup 334 115 7 0.344 15 00 -40 princ. Jul (Alpha Lup) 2.3
51 Lynx Lyn 545 89 1 0.163 07 50 +45 med. Mar (Alpha Lyn) 3.1
52 Lyra Lyr 286 71 3 0.248 18 45 +36 fin Ago Vega 0.0
53 Mensa Men 153 21 0 0.137 05 40 -77 princ. Feb (Alpha Men) 5.1
54 Microscopium Mic 210 36 0 0.171 20 50 -37 fin Sep (Alpha Mic) 4.9
55 Monoceros Mon 482 135 0 0.280 07 00 -03 princ. Mar (Alpha Mon) 4.1
56 Musca Mus 138 52 2 0.377 12 30 -70 fin May (Alpha Mus) 2.7
57 Norma Nor 165 41 0 0.248 16 00 -50 med. Jul (Delta Nor) 4.7
58 Octans Oct 291 56 0 0.192 21 00 -87 princ. Oct (Alpha Oct) 5.2
59 Ophiuchus Oph 948 165 7 0.174 17 10 -05 princ. Ago Ras Alhague 2.1
60 Orion Ori 594 202 11 0.340 05 20 +03 princ. Feb Betelgeuse 0.5
61 Pavo Pav 378 73 1 0.193 19 10 -65 princ. Sep Peacock 1.9
62 Pegasus Peg 1121 204 8 0.182 22 30 +17 fin Oct Markab 2.5
63 Perseus Per 615 152 7 0.247 03 20 +42 princ. Ene Algenib 1.8
64 Phoenix Phe 469 67 3 0.143 01 00 -48 princ. Dic Zaurac 2.4
65 Pictor Pic 247 55 2 0.223 05 30 -52 princ. Feb (Alpha Pic) 3.3
66 Pisces Psc 889 106 0 0.119 00 20 +10 fin Nov Al Rescha 3.8
67 Piscis Austrinus PsA 245 41 1 0.167 22 10 -32 fin Oct Fomalhaut 1.4
68 Puppis Pup 673 233 7 0.346 07 40 -32 med. Mar (Zeta Pup) 2.3
69 Pyxis Pyx 221 45 0 0.204 08 50 -28 princ. Abr (Alpha Pyx) 3.7
70 Reticulum Ret 114 23 1 0.202 03 50 -63 med. Ene (Alpha Ret) 3.4
71 Sagitta Sge 80 28 1 0.350 19 40 +18 med. Sep Scham 4.4
72 Sagittarius Sgr 867 194 10 0.224 19 00 -25 princ. Sep Rukbat 4.1
73 Scorpius Sco 497 183 17 0.368 16 30 -26 fin Jul Antares 1.0
74 Sculptor Scl 475 51 0 0.107 00 03 -35 fin Nov (Alpha Scl) 4.3
75 Scutum Sct 109 37 0 0.339 18 35 -10 fin Ago (Alpha Sct) 3.9
76 Serpens(Caput) Ser 428 57 1 0.133 15 35 +10 med. Jul Unuk al Hay 2.7
77 Serpens(Cauda) Ser 208 18 1 0.087 18 00 -05 med. Ago    
78 Sextans Sex 314 24 0 0.076 10 10 -01 fin Abr (Alpha Sex) 4.5
79 Taurus Tau 797 217 6 0.272 04 30 +18 fin Ene Aldebaran 0.9
80 Telescopium Tel 252 51 1 0.202 19 00 -52 princ. Sep (Alpha Tel) 3.5
81 Triangulum Tri 132 24 2 0.182 02 00 +32 med. Dic Caput Trianguli 3.4
82 Triangulum Austrinus TrA 110 33 3 0.300 15 40 -65 med. Jul (Alpha CrA) 1.9
83 Tucana Tuc 295 44 1 0.149 23 45 -68 med. Nov (Alpha Tuc) 2.9
84 Ursa Major UMa 1280 199 14 0.155 11 00 +58 princ. May Dubhe 1.8
85 Ursa Minor UMi 256 39 3 0.152 15 40 +78 med. Jul Polaris 2.0
86 Vela Vel 500 211 6 0.422 09 30 -45 med. Abr (Delta Vel) 2.0
87 Virgo Vir 1294 136 5 0.105 13 20 -02 princ. Jun Spica 1.0
88 Volans Vol 141 28 0 0.199 07 40 -69 med. Mar (Alpha Vol) 4.0

Los griegos reconocieron  y nombraron 48 constelaciones. Muchas de estas constelaciones también fueron reconocidas por los árabes, los egipcios y los babilónicos. En 1928 la Unión Astronómica Internacional (UAI) fijó los límites de las 88 constelaciones del firmamento.

Los nombres de las constelaciones se dan en latín, porque el latín era el idioma fundamental en la época en que se formalizaron los nombres. Los nombres usados por los griegos, los egipcios y otras pueblos fueron traducidos al latín.

Los dibujos de las constelaciones más antiguos que se conocen son motivos hechos en conchas, vasijas y tableros de juego de los sumerios que señalan que las constelaciones ya habían sido establecidas hacia el 4000 a. C. Los babilonios ya habían dividido el Zodiaco en 12 signos iguales hacia el 450 a. C. Homero y Hesiodo mencionaron las constelaciones y el poeta Arato de Soli dio una descripción en versos de 44 constelaciones en su Phanomena. Tolomeo, astrónomo y matemático grieigo, en ell Almagesto describió 48 constelaciones, de las cuales 47 se siguen conociendo con el mismo nombre.

Para designar las aproximadamente 1300 estrellas brillantes se utiliza el genitivo del nombre de las constelaciones, precedido por una letra griega (β Persei, es la estrella Algol en la constelación de Perseus), siistema introducido por Joham Bayer.
LAS CONSTELACIONES ZODIACALES

Como decía, en sus orígenes, astrología y astronomía eran una misma cosa. Al compartir un mismo origen, existe un vocabulario común a ambas que puede llevar a confusión, dado que una misma palabra se utiliza para referirse a cosas que aparentemente son iguales, pero que en el fondo tienen importantes diferencias. Uno de esos elementos comunes, y creo que el más incomprendido, es el famoso Zodiaco (o Zodíaco, que es más correcto, aunque ambas voces están recogidas por el DRAE). Cuando uno oye hablar del Zodiaco, inevitablemente le vienen a la cabeza los 12 signos zodiacales y el horóscopo occidental, que todo el mundo asocia a la astrología. Sin embargo, existe un Zodiaco astronómico, al igual que 12 constelaciones con el mismo nombre que los 12 signos conocidos por todos.

¿Qué es exactamente el Zodiaco? Veamos, sabemos que la Tierra rota sobre sí misma, y que a su vez traza una órbita alrededor del Sol, al igual que el resto de planetas. Para un observador situado en la superficie de Tierra (es decir, para casi todo el mundo), parece que es el resto de objetos los que se mueven alrededor de nosotros. No sólo el Sol y la Luna, sino también las estrellas, parecen girar en torno a un punto fijo del cielo, de este a oeste. Si contemplamos el estrellado cielo nocturno durante varias noches, comprobaremos que las estrellas parecen mantener su posición entre ellas, noche tras noche, como si fueran puntos fijos en una inmensa bóveda que gira sobre nosotros. De hecho, se suele usar el término de bóveda celeste para referirse a esta esfera imaginaria, aunque conviene no olvidar que en realidad las estrellas se encuentran a distancias muy dispares de nosotros, y que la bóveda celeste es una mera proyección que resulta cómoda cuando lo único que nos importa es la posición de las estrellas en el cielo visible.

Debido a que la Tierra se mueve alrededor del Sol, la cara no iluminada de nuestro planeta “apunta” hacia una dirección diferente cada noche. Esto quiere decir que desde nuestro punto de vista, esa bóveda celeste que hemos imaginado, parece “adelantarse” noche tras noche. Las estrellas salen y se ponen cada vez antes, de forma que a medida que pasan los días y semanas, hay estrellas que dejamos de ver (pues aún hay luz solar cuando están encima del horizonte) y nuevas estrellas que antes no habíamos visto. Al cabo de un año completo, como era de esperar, volvemos a la posición inicial, de forma que volvemos a ver las mismas estrellas en las mismas posiciones y a las mismas horas. Hay que indicar que en realidad, las estrellas sí se mueven unas con respecto de otras, pero debido a la enorme distancia a la que se encuentran, su desplazamiento aparente es tan pequeño en la mayoría de los casos, que es inapreciable. Podemos afirmar que la disposición de las estrellas ha variado muy poco a lo largo de la historia.

Dado que los planetas se mueven también alrededor del Sol, a distintas velocidades, es fácil deducir que éstos se distinguirán por su rápido movimiento noche tras noche, con respecto a la bóveda celeste. De hecho, la palabra planeta proviene del griego planétes (πλανήτης), que significa errante. Los planos de las órbitas de los planetas de nuestro Sistema Solar, tienen muy poca inclinación entre sí. Tomando como referencia el plano de la órbita de la Tierra, al que se llama eclíptica, el plano orbital de mayor inclinación es el de Mercurio, con unos 7º (el de Plutón es de 17º, pero como ya no se considera planeta, podemos olvidarnos de él). Esto quiere decir que desde nuestro punto de vista, el Sol y los planetas parecerán moverse en una estrecha franja de la bóveda celeste. Pues bien, esta franja es lo que se conoce como Zodiaco.

Los antiguos griegos, al igual que el resto de civilizaciones interesadas en el firmamento, imaginaron diferentes figuras formadas por estrellas aparentemente próximas entre sí, a las que llamaron constelaciones. Es importante hacer notar que las estrellas de una misma constelación, parecen cercanas entre sí únicamente por efecto de la perspectiva, pero que en realidad no tienen ninguna relación entre sí. Es como si miramos la Luna y extendemos la mano hacia ella. La Luna y nuestra mano parecerán muy cercanas entre sí, pero en realidad están separadas cientos de miles de kilómetros. Nuestros pies están muchísimo más cerca de nuestra mano, aunque tengamos que mirar hacia abajo para verlos. Es un error muy común el creer que las estrellas de una misma constelación están vinculadas de alguna manera. También es importante hacer notar que las constelaciones son una invención del hombre, para dividir el cielo en partes pequeñas, y orientarse en él. Una vez se ha observado todo el cielo, no tiene sentido hablar de “descubrir” nuevas constelaciones, al igual que no tiene sentido el descubrir nuevos puntos cardinales, o nuevas provincias en nuestro país.

En aquella época, la franja zodiacal atravesaba las constelaciones de Aries, Tauro, Géminis, Cáncer, Leo, Virgo, Libra, Escorpio, Sagitario, Capricornio, Acuario y Piscis. Por tanto, el Sol y los planetas se encontraban siempre en alguna de esas constelaciones. No es casualidad que haya exactamente 12 constelaciones zodiacales, una por cada mes, sino que es intencionado. Recordad que tanto nuestro calendario como las constelaciones, son invención del hombre. De hecho, antiguamente la constelación de Libra formaba parte de la del Escorpión, y representaba sus pinzas. Fueron los romanos los que decidieron dividir esta constelación en 2, y así tener un total de 12.

He dicho que el sol atraviesa la bóveda celeste, recorriendo el Zodiaco. ¿Cómo es posible si de día no hay estrellas? Bueno, aunque no podamos verlas por la luminosidad del cielo diurno, las estrellas están ahí. Nadie se las ha llevado. Y observando y cartografiando cuidadosamente el cielo, podemos calcular qué estrellas hay “detrás” del Sol. Así, cuando el Sol se encontraba en la constelación de Aries, los nacidos esos días estarían bajo el influjo de Aries. Aquí podemos ver una primera diferencia entre astronomía y astrología, ya que las constelaciones zodiacales no tienen el mismo tamaño. Sin embargo, independientemente de este hecho, la astrología divide el zodiaco en 12 partes iguales.

El que un ser mitológico sea convertido en una estrella se conoce con el nombre de catasterismo, del griego κατ-αστηρ- ισμος, cambio,, transformación en estrella o astro.

Eratóstenes de Cirene (276-195 a.C., aprox.), quien fue el segundo director de la famosa Biblioteca de Alejandría, y de él se puede decir que fue un verdadero genio. Su obra más famosa es Geografía (Γεογραφικά), en la cual describe el primer método conocido para calcular la circunferencia de la Tierra midiendo las sombras proyectadas por palos situados en Alejandría y Siena (Asuán), obteniendo un valor sólo equivocado  en un quince por ciento con respecto al actual. En esta obra se introducirá por primera vez la técnica de usar determinados paralelos y meridianos para situarse en el mapa. Además, según Suetonio, fue el primer φιλόλογος. Otra obra famosa es su Cronología (Χρονογραφίαι) en la que relata la historia desde la caída de Troya hasta Alejandro Magno, intentando no tener en cuenta los mitos históricos tradicionales. Sin embargo, la obra que a nosotros más nos interesa es Catasterismos (Καταστερισμοί), es decir “transformación en estrellas”. Esta obra se convertirá en referencia obligada para todos los astrónomos posteriores, hasta la actualidad. En Catasterismos, Eratóstenes explica los orígenes de las distintas constelaciones y asterismos según la mitología griega, indicando el porqué de esta transformación en estrellas de los diversos héroes y dioses representados en el cielo. Además fija la nomenclatura de las constelaciones, variable hasta ese momento, lo que explica ciertas divergencias con respecto a Arato. Las fuentes en las que se basó Eratóstenes para sus Catasterismos nos son desconocidas (a parte de Arato), aunque sabemos que muchos de los mitos recogidos ya formaban parte del acerbo cultural heleno desde hacía siglos, hay ciertas evidencias de que Eratóstenes creó muchos de estos mitos, en un intento de sistematizar las historias de las constelaciones. El gran problema que surge con los Catasterismos es que la versión que nos ha llegado procede del año 100 d.C. y aparentemente incluye grandes diferencias con el original, sobre todo en materia de mitología. Por eso, muchos autores prefieren hablar de Pseudo-Eratóstenes, refiriéndose al desconocido compilador de esta obra que vivió cinco siglos más tarde que el verdadero Eratóstenes.

 

LA CONSTELACIÓN DE ARIES

Es una de las constelaciones más tenue y pequeña. Se encuentra entre Taurus y Pisces y también colinda con Cetus, la ballena, Perseus y Triangulum.

Según la mitología griega representa el carnero con el vellón de oro.

Frixo y Hele son hijos de Atamante, rey de Tesalia y de Néfele. Tras quedar viudo, Atamante vuelve a casarse con Ino. Años después el reino sufre una etapa de hambruna y la reina decide sacrificar a los hermanos para terminar esta aciaga época. Hermes salva a los niños entregándoles un carnero alado, con la lana o vellocino de oro, y dotado del don de la palabra. Los niños parten sobre él rumbo a Asia, salvando la vida. Durante el viaje Hele cae al mar y se ahoga, dando su nombre a esa región marina, que pasará a llamarse Helesponto. Frixo llega a la Cólquida, cuyo rey Eetes lo acoge y le concede en matrimonio a su hija Calcíope.

En agradecimiento a Eetes, Frixo sacrifica al carnero y le ofrece el vellocino al rey, quien lo consagra a Ares y lo cuelga de una encina en un bosque dedicado al dios, guardado por un descomunal dragón y rodeado por campos donde pastan enormes toros salvajes.

Según algunos, Aries es una constelación de poco brillo porque el vellocino de oro del cordero se quedó en la Cólquida.

LA CONSTELACIÓN DE TAURUS

Fue posiblemente una de las primeras constelaciones. Es una región prolífera del cielo, donde se encuentran estrellas prominentes, los cúmulos de las Pléyades (las siete cabritas), las Híades y la importante nebulosa del cangrejo. La estrella más importante es Aldebarán, el ojo del toro.

Europa era hija de Agenor y Telefasa, aunque a veces se dice que era hija de Fénix y por lo tanto nieta de Agenor.

Europa jugaba con sus compañeras en la playa de Sidón o a veces Tiro donde reinaba su padre, cuando Zeus la divisó y quedó maravillado por su belleza, por lo que se prendó de ella.

Como Zeus sabía que Europa podía rechazarlo si se le presentaba naturalmente, se transformó en un hermoso toro blanco que tenía cuernos parecidos al creciente lunar, y fue a rendirse a los pies de la bellísima doncella.

Primero, la joven se asustó, pero luego fue tomando confianza. Primero opta por acariciar en el lomo al maravilloso animal y decide por último montar en su espalda. Zeus que esperaba esta acción de Europa, inmediatamente se levantó y partió hacia el mar. 

Europa gritaba y se aferraba con fuerza a los curvados cuernos, pero Zeus no se detuvo, se adentró en la olas y se alejó de tierra, hasta llegar a Creta. Los hermanos y la madre de Europa salieron en su búsqueda desesperados y por orden de su padre, pero no dieron con ella.

En Gortina, Zeus logra su cometido y se une con Europa cerca de una fuente y unos plátanos que bendecidos por haber presenciado el divino acto de amor nunca más volvieron a perder sus hojas.

De esta unión nacieron tres hijos: Minos, Sarpedón y Radamantis. Además, se cree que fue la madre de Carno, amado de Apolo, y Dodón.

Pero Zeus no podía quedarse con su bella Europa, por lo que para recompensarla le da tres regalos. El primero es Talo el autómata, que era de bronce y cuidaba las costas de Creta contra los desembarcos extranjeros. El otro fue un perro que nunca fallaba en la cacería y siempre lograba atrapar a sus presas. Por último, le entregó una sorprendente jabalina que siempre y sin excepción acertaba en el blanco elegido.

Adicionalmente, y para recompensarla por completo, Zeus logró que Europa contrajera matrimonio con Asterión, quien al no tener hijos, adoptó a los de Zeus.

Cuando Europa murió le fueron concedidos los honores divinos y el toro que había sido la forma en que Zeus había amado a Europa fue convertido en constelación e incluido en los signos del zodíaco.

LA CONSTELACIÓN DE GEMINI

Esta constelación está rodeada por Auriga, Taurus, Orión Monocero, Canis Maior, Cancer y LInce. Las estrella más brilante son las cabezas de ambos gemelos Castor y Polux.

Representa a dos gemelos que surgieron en la mitología mesopotámica, posteriormente en la griega se refirieron a las figuras de Castor y Polux.

Los Dioscuros (Διόσκουροι, “hijos de Zeus”) eran Cástor y Pólux, hijos de la unión de Zeus con Leda (hija de Testio, rey de Etolia), para lo cual el dios se transformó en cisne. Leda puso dos huevos, de uno de los cuales nacieron Pólux y Helena, hijos de Zeus y por lo tanto inmortales, mientras del otro, fruto de la unión con su marido Tindáreo (de ahí que a veces se les denominase Tindárides), nacieron Cástor y Clitemestra, mortales, aunque otras versiones señalaban a ambos como hijos de Zeus. Los dos hermanos se criaron en Esparta, destacando Cástor en el manejo de las armas y la doma de caballos, mientras que Pólux lo hacía en el pugilato. Como héroes dóricos por excelencia participan en numerosas aventuras, rescatando a su hermana Helena tras su rapto por Teseo y uniéndose a Jasón en la expedición de los Argonautas, enfrentándose al rey de los bébrices. Posteriormente, una lucha homicida contra dos primos suyos, ocasionada según unas versiones ocasionada debido a una lucha por sus prometidas, las Leucípides, hijas de su tío Leucipo (hermano de Tindáreo), y según otras, por una disputa de ganado, provocó la muerte del mortal Cástor. Pólux fue llevado por Zeus al Olimpo, pero se negó a permanecer allí mientras su hermano estuviese en los infiernos, por lo que el padre de todos los dioses les ofreció que se turnasen un día de cada dos en el Olimpo. Posteriormente fueron considerados protectores de los marinos debido a su participación en la expedición de los argonautas (en la antigüedad se identificaba al fuego de San Telmo, que aparece en los mástiles de los buques, con los Gemelos). En Grecia fueron reverenciados especialmente en Esparta, pero alcanzaron su mayor fama en Roma, donde fueron considerados los protectores de la Ciudad Eterna y símbolos del amor fraternal, sin duda haciendo referencia a los hermanos fundadores de Roma.

LA CONSTELACIÓN DE CANCER

Es la más tenue y pequeña de las constelaciones. Está localizada entre Gemini y Leo y su estrella más brillante es Beta Cancri, Alfarf.

La mitología griega vió un cangrejo en este grupo de estrellas:

Hércules fue hijo de Zeus y de la mujer del general tebano Anfitrión, Alcmena. La diosa Hera, quien era la celosa esposa de Zeus, decidió matar al hijo de su marido infiel. Poco después de su nacimiento, le envió dos grandes serpientes. Él era aún muy pequeño, pero las estranguló.

     Siendo joven, mató a un león con sus propias manos y, como trofeo de esta aventura, utilizó como capa la piel de su víctima y su cabeza como un yelmo.

     Tiempo después, el héroe conquistó una tribu que exigía tributo a Tebas, y, como recompensa, se le concedió la mano de la princesa tebana Megara en matrimonio, la cual le dio tres hijos.

     Hera, aún con su odio implacable en contra de Hércules, le hizo pasar un acceso de locura, en el cual mató a su mujer e hijos. Horrorizado y con remordimientos por este acto, Hércules buscaba la muerte, pero el oráculo de Delfos le comunicó que podría redimirse al convertirse en sirviente de su primo Euristeo, rey de Micenas.

     Euristeo, compelido por Hera, le impuso el desafío de afrontar doce difíciles pruebas, los doce trabajos de Hércules, de los cuales, el segundo era vencer a la temible Hidra de Lerna.

“Cien bocas humanas en un cuerpo de serpiente. Cien bocas de hálito pestilente, exhalando un veneno capaz de secar las plantas y matar a todas las criaturas vivas. Con figura horrenda, fue una maldición de la naturaleza y de los dioses.”

     La lucha de Hércules contra la Hidra -monstruo de muchas cabezas-, simboliza las dificultades que los habitantes de Lerna tuvieron que enfrentar, cuando drenaron un pantano cuyos peligros amenazaban la región.

     La Hidra de Lerna vivió en la región que más tarde llevaría su nombre, próxima a Argos. Poco a poco extenuó a la población con la ponzoña que destilaban sus cien gargantas malditas.

La Hidra nació de la unión de la Equidna -una ninfa mitad humana, mitad serpiente- con el monstruo Tifón -hijo disforme de la Tierra y el Tártaro-.

“Había sido criada por la vengativa Juno bajo un roble, sólo para servir de provocación a Hércules. Esta serpiente parecía destinada a la eternidad. Cada una de las cien cabezas, una vez cortada, renacía con igual ímpetu. Y la cabeza central ni siquiera podía ser destruida; era inmortal.

     Compete a Hércules eliminar a la Hidra. Para ayudarlo en la lucha desigual, el héroe llama a Iolao, su sobrino. El joven, orgulloso, se prepara prontamente para seguirlo. Ahora son dos cabezas humanas contra cien bocas inmortales.

     Tan pronto como avista a sus adversarios, el monstruo exhala su hálito mortífero. Iolao vacila: se detiene. Hércules está atontado; casi desmaya. Pero continúa avanzando, en dirección de la cabeza central. Al fin de un arduo combate consigue cortarla, y para evitar que se desarrolle otra vez, convirtiéndose en otra Hidra, Hércules la entierra en un valle profundo y le coloca encima una enorme roca.

     Después, Hércules arrancó las cabezas restantes del monstruo y pide a Iolao que incendie el bosque vecino. Con los árboles hechos brasas, quema la herida de las cabezas cortadas, para que los tejidos no se reconstituyan jamás.

La Hidra está muerta. Y Lerna está libre de la calamidad. Las plantaciones vuelven a su lozanía y los hombres a trabajar en paz.

     Antes de regresar a Micenas, llevando a Euristeo su victoria, Hércules empapa sus flechas en el veneno de la Hidra, haciéndolas duraderamente mortíferas.

     A la cabeza inmortal, Hércules la enterró bajo una gran piedra, y donde la enterraron estará ahora, odiando y soñando.”

En otras aventuras con otras fieras, las flechas que Hércules mojó en la hiel de la Hidra causaron heridas mortales. Se cuenta en una leyenda, que un cangrejo amigo de la Hidra, mordió durante la pelea el talón del héroe y éste lo aplastó con el pie. Juno lo subió al cielo, y ahora es una constelación y el signo de Cáncer…

LA CONSTELACIÓN DE LEO

Es la décimo segunda en tamaño y junto a Tauro es una de las más brillantes de las zodiacales. Se encuentra entre Cancer y Virgo. La cabeza de Leo la componen seis estrellas que forman un signo de interrogación invertido, cuyo punto es su estrella más brillante, Regulus.

Representa según la mitología griega al León de Nemea, hijo de Tifón y Equidna, era un animal invulnerable que asolaba los campos devorando a las personas y al ganado. El León tenía como morada una cueva con dos entradas; Hércules (Hijo de Zeus) taponó una de ellas y entró por la otra para sorprender a la fiera. Abrazó al león apretándolo hasta ahogarlo, y después con sus propias garras lo desolló y tomó para sí mismo su piel y su cabeza como casco. Zeus transformó al león en constelación para honrar a su hijo.

LA CONSTELACIÓN DE VIRGO

Es la constelación más extensa entre las zodiacales y la segunda en tamaño de las 88 constelaciones que dividen la bóveda celeste.Se encuentra entre leo y libra.

Muchas culturas han visto en este patrón una figura femenina.

 

Virgo, también conocida en la mitología griega como Astrea (en griego Αστραια Astraia o Αστραιη Astraiê, “la estrellada”, o también Αστραπη Astrapê, “relámpago”; en latín Astraea) era la diosa virgen que llevaba los rayos de Zeus en sus brazos.    Astrea era hija Zeus y Temis, siendo pues una titánide y personificando junto a su madre a la justicia. Según otras fuentes, era hija de Astreo y Eos.     Fue también la última inmortal que vivió entre los humanos durante la Era dorada de Cronos, abandonando la tierra en último lugar cuando ésta se envileció en la Era del bronce. Zeus la subió al cielo, situándola entre las estrellas como la constelación Virgo, y la balanza de la justicia que llevaba en las manos se convirtió en la cercana constelación Libra.   
 
       Con frecuencia es confundida con Diké, también hija de Zeus y Temis, quien la reemplazó como diosa de la justicia.       Durante la Guerra de los Titanes Astrea fue una aliada de Zeus. Como Niké (la Victoria), se convirtió en una de sus ayudantes: la portadora de sus rayos. La recompensa por su lealtad puede haber sido el permiso para conservar su virginidad (es la única virgen entre todas las Titánides) y un lugar entre las estrellas como la constelación Virgo (pues aunque había nacido como una diosa de las estrellas, presumiblemente al principio no era más que una simple estrella, como sus hermanos).        Se representa a Astrea como una diosa alada con una aureola brillante, que porta una antorcha (todos estos son atributos de una diosa de las estrellas) y los rayos de Zeus.

 

LA CONSTELACIÓN DE LIBRA

Hace más de 2000 años los romanos identificaron este grupo de estrellas como uba balanza sostenida por virgo.

Los griegos solían juntar las estrellas de Libra con las de Escorpio, aunque la imagen de las balanzas se conocía, y es posible que este simbolismo tenga un origen mesopotámico. Los autores romanos trataron a Libra diferenciándola de Escorpio. La balanza también simbolizaba la idéntica duración del día y de la noche en los equinoccios: hace dos milenios, el paso del Sol a Libra marcaba el equinoccio de septiembre. Fueron los astrólogos romanos quienes interpretaron las balanzas de Libra como las de la justicia, sujetas por Astrea, la diosa de la justicia.

 LA CONSTELACIÓN DE SCORPIUS

De acuerdo con la mitología griega representa al escorpión que mató al cazador Orión, al picarlo, y como consecuencia fueron colocados en puntos opuestos del firmamento.

El origen de la constelación se encuentra en la leyenda de Orión. Según una de sus versiones, Orión el cazador se sacó los ojos en un arrebato de celos, y mientras vagaba ciego por el mundo pisó un escorpión que le picó con su aguijón, provocando su muerte. Los dioses elevaron a Orión y al escorpión a los cielos colocándolos en extremos opuestos de la bóveda celeste, de forma que cuando Escorpio sale por el horizonte, Orión se oculta huyendo del animal que causó su muerte.

una version mas amplia sugiere que Orion intento violar a Artemis(La Luna), puesto que esta se encontraba cazando en medio del bosque cuando fue vista por el gigante Orion y Artemis en su afan de defenderse reclamo la ayuda de un escorpion este pico al gigante mortalmente y la libero, razon por la cual Artemis la diosa lo coloco en el cielo.

LA CONSTELACIÓN SAGITARIO

Se encuentra en el ecuador celeste entre Scorpius y Capricornus. La cultura griega vio en este patrón de estrellas a Croto, el hiko del dios Pan, inventor del arco. Se le representa como un centauro con un arco, aunque existe otra constelación llamada Centaurus.

Había gran controversia entre los mitólogos antiguos sobre si esta constelación representaba o no un Centauro. Eratóstenes e Higino se inclinaban por la opinión de que no era un centauro afirmando que ningún centauro había usado arco. Defendieron que se trataba de un sátiro llamado Croto, que vivía en compañía de las Musas en el monte Helicón. Croto, además de inventar el arte de disparar flechas, inventó el aplauso, mientras escuchaba a las Musas. Éstas, complacidas, pidieron a Zeus que pusiera a Croto entre las constelaciones.

 LA CONSTELACIÓN CAPRICORNUS

Es la más pequeña entre las zodiacales y se encuentra entre Aquarius y Sagittarius. Los babilonios y sumerios crearon un significado para este grupo de estrellas. Luego fue tomado por los griegos, que vieron en él a su dios Pan, quien era parecido a un macho cabrío y convirtió su parte trasera en pez para escapar del monstruo marino Tifón.

Capricornus representa a Amaltea mitad cabra, mitad pez, que cuidó y alimentó a Zeus cuando éste era pequeño, quien Rea confió para que lo protegiese de su padre Crono.

Según algunos era una ninfa de la Arcadia, para otros una ninfa en forma de cabra. Amaltea con su hija Adrastea lo criaron con miel y leche. Tenía admirables cuernos que le crecían y derramaban néctar y ambrosia, y cuando uno de ellos se le quebró, lo llenaron de frutos para ofrecerlo a Zeus. Es el famoso Cuerno de Amaltea, símbolo de abundancia y dicha. A partir de ese suceso, Zeus la colocó en una de las constelaciones del cielo.

Otra versión del mito de Capricornio reza que Pan (Dionisio), dios de los cazadores y pastores es perseguido por la serpiente Tifón, para escapar se lanza al río Nilo, convirtiéndose en pez íbice en la parte posterior y en un macho cabrío en la otra. Zeus admira esta estratagema y la eleva a los cielos.

 LA CONSTELACIÓN AQUARIUS

Fue visto en la Antigüedad como un joven que derrama agua de un cántaro- el agua fluye a la boca de un pez del sur (Pisces). El simbolo de verter agua se interpresta como sacrificio a los  dioses, por lo que se le dió un espacio entre las estrellas. Existen diferentes interpretaciones al respecto: algunos dicen que representa a Ganímedes, otros a Deucalión.

Es la décima en dimensión entre las 88 constelaciones. Pero es la más tenue entre las zodiacales. Se encuentra entre capricornus y pisces.

El conocido mito identifica a Acuario, que también era conocido como escanciador, con Ganimedes. Ganimedes es hijo de Laomedonte, Rey de Troya. Su padre le encargó la tarea de guardar los rebaños en las montañas. Era, según los relatos, uno de los mortales más hermosos, de tal manera que Zeus, padre de los dioses, se enamoró perdidamente de él y convirtiéndose en águila (otra constelación) lo rapta y lo lleva al Olimpo. Como compensación Zeus regaló al padre del muchacho unos corceles divinos inmortales. En el Olimpo Ganimedes se convierte en el copero divino encargado de servir a los dioses.

Acuario generalmente representa la figura de un hombre, y cuando se consideran las estrellas que para un ser humano son muy tenues o indistintas de ver, toma la figura de un hombre con una jarra la cual derrama un líquido. Acuario también ha sido identificado como Deucalión, el que se salvó junto a su esposa Pirra del diluvio universal enviado por Zeus, en la versión griega del mito.

 LA CONSTELACIÓN PISCES

Es una constelación de origen babilónico de quien la heredaron los antiguos griegos. En ella vieron a dos peces que escapar por el río Eúfrates, atados con una cuerda a sus colas para no perderse. Los peces son Afrodita y Eros, dos dioses que tomaron esta forma para huir de Tifón, el monstruo marino de múltiples cabezas.

Estas son doce de las constelaciones que aparecen en la bóveda celeste llamadas zodiacales, pero no debemos olvidar que en total son 88 las constelaciones conocidas hoy en día, y que muchas de ellas también tienen relación  con la mitología griega.





ASTRONOMIA O ASTROLOGIA

18 10 2008

La historia de la Astronomía corre paralela a la historia de la humanidad misma, y es considerada como la ciencia más antigua. En su origen abarcaba todos los aspectos de las prácticas religiosas prehistóricas, como demuestran numerosos vestigios arqueológicos, y constituía la base de los calendarios que regían las migraciones estacionales de los animales de caza, las primeras actividades agrícolas o las medidas temporales que establecían el año, los meses y las semanas.

En la antigüedad, y para hacer justicia a la etimología de su origen griego, el término empleado para su definición sería el de Astrología (αστρολογία, de άστρον (ástron), ‘estrella’ y λόγος (logos) ‘palabra, estudio’, o sea, ‘estudio de las estrellas’). Los “misterios” de los movimientos celestes, de la sucesión de las estaciones o de las fases lunares, por no hablar de eventos tan fascinantes y espectaculares como los cometas, eclipses o meteoros, etc, insondables para el hombre primitivo, la envolvieron en un “halo” mágico y místico, que los primeros Astrónomos supieron manejar ya que su comprensión significaba poder. Habría que añadir, además, intereses políticos y creencias religiosas, que impidieron su desarrollo como disciplina científica analítica hasta bien entrada la Edad Media.

Fue en el Renacimiento, con figuras tan destacadas y conocidas como Nicolás Copérnico, Galileo Galilei, Tycho Brahe o Johannes Kepler, cuando el desarrollo de la Astronomía adquirió sus verdaderas dimensiones, superando los prejuicios sociales, políticos y religiosos que hasta entonces la había relegado a poco más que una “pseudo-ciencia” adivinatoria. El Siglo XVII dio a conocer a otros grandes astrónomos, quizás menos conocidos, que fueron consolidando las bases de la Astronomía moderna: Simon Marius, Christoph Scheiner, Johannes Hevelius, Christian Huygens, Giovanni Domenico Cassini, Olaus Römer, John Flamsteed.

El auténtico punto de inflexión, en el que Astronomía y Astrología divergen para seguir caminos independientes, la primera como disciplina científica en toda su extensión, la segunda como remanente de aquella época oscura y mística, en la que los comportamientos humanos estaban regidos por los astros, podríamos fijarlo a finales del siglo XVII y principios del XVIII, con destacados astrónomos como Isaac Newton, Edmund Halley o William Herschel, por citar solo algunos ejemplos.

En resumidas cuentas, antiguamente Astronomia y Astrología tenían el mismo significado , pero la primera es la ciencia más antigua que se remonta a más de 3000 años a. C., mientras que la segunda, tan antigua como la anterior, no es una ciencia, sino una actividad práctica que pretende inferir una supuesta influencia de los astros en el destino de los seres humanos.

http://es.youtube.com/watch?v=k8n6o3r4qF4





COSMOGONIA

10 10 2008

Ya veo que os vais atreviendo a presentaros en el nuevo blog de aula e incluso en ir presentando vuestro primer trabajo. Felicitaciones.

Yo por mi parte, para recordaros lo que acabamos de ver en estas últimas clases, la cosmogonia, trasteando por la blogsfera he descubierto un video de youtube que ha colgado nuestro compañero Carlos Viloria en su blog, y que me he atrevido a seleccionarlo para que le echéis un vistazo y además de recordar lo ya visto, también paséis un buen rato disfrutando de él, y además un video sobre la versión científica de la creación del Universo-.

 

 http://www.youtube.com/watch?v=K16CY7gEsQc