Planeta Marte

2 12 2008
Dios romano identificado como Ares. Aparece como dios de la guerra, de la vegetación, de la primavera y de la juventud. Una tradición afirma que Juno engendra a Marte sin la intervención de Júpiter, gracias a una flor mágica que le regala Flora.
Hijo de Júpiter y Juno; forman parte de la segunda generación de dioses olímpicos (con Apolo y Mercurio). Acompañado del Miedo y del Terror (Deimo y Fobo), es el espíritu de la guerra agresiva y cruel.
En Roma, Marte es el padre de los héroes fundadores de la ciudad, Rómulo y Remo.

Entre los héroes griegos, e incluso entre los dioses y los mortales, no eran raras las contiendas, pero hasta las divinidades consideraban inaceptable el comportamiendo de Ares y de su séquito. A Ares le gustaba combatir por combatir y se lanzaba de cabeza a una batalla sin preocuparse de culpas ni razones. Por desgracia, para él, no salía vencedor.
¿Como podía ser el dios de la guerra?, teniendo en cuenta a otros dioses, como por ejemplo Atenea, que combatía mucho mejor que él. Su hermana Eris era tan irascible como él, y con frecuencia sus envidias eran motivo de guerra entre ciudades o estados. Ares sacaba partido de todo ello.

Representaciones:

-A Ares (Marte) se le representaba muy frecuentemente el en el aire griego. Se sitúa al lado de Afrodita (Venus) en una cratera de Sofito en que figura el cortejo de los dioses que acudieron a la boda de Tetis y Peleo.