ADIOS MARIACHU , sorry por entregarlo tarde

19 06 2009

Que puedo decir de esta clase salvo que ha sido una asignatura muy educativa.  Yo me esperaba, como todos(seguro), que esta classe iba a ser un rollo,toston, pero al final me lleve una gran sorpresa.

En esta clase hemos aprendido un poco de griego, latin y recordar la mitologia que todos hemos visto en los dibujos cuando eramos pequeños, como Hercules…

Hay que decir que nos han mandado muchos trabajos, se puede decir que es mi única queja de esta asignatura,pero también nos hemos divertido mucho en las excursiones o en clase leyendo las obras de teatro; las Avispas y Agamenón.

Lo último que quiero decir es, esta asignatura nos ha cambiado,seguro, la forma de ver la historia.

Muchas gracias mariachu y espero verte el año que viene por el instituto. ADIOS.

Anuncios




LAS MUJERES EN NUESTRA HISTORIA

29 03 2009

La primera mujer que nos preguntas es Hipatia.

HIPATIA

Hipatia (/y.pa.’ti.a/; Griego: πατία; Alejandría, c. 355 – Ibidem, marzo de 415 ó 416 ) fue una filósofa y maestra neoplatónica romana, natural de Egipto,que destacó en los campos de las Matemáticas y la Astronomía, miembro y líder de la Escuela neoplatónica de Alejandría a comienzos del siglo V. Seguidora de Plotino, desdeñaba el misticismo y se centró en estudios lógicos y ciencias exactas, llevando una vida ascética. Educó a una selecta escuela de aristócratas cristianos y paganos que ocuparon altos cargos, destacándose el obispo de Ptolemaida, Sinesio de Cirene, que mantuvo una importante correspondencia con su maestra.

Hipatia murió a una edad avanzada, unos 60 años, horrendamente linchada por una turba de cristianos enfervorecidos, en medio de las luchas políticas entre el patriarcado alejandrino y el poder imperial, representado en Alejandría por el prefecto Orestes, uno de los alumnos de la filósofa. Durante siglos se ha acusado al Patriarca Cirilo de Alejandría de ser el principal responsable de la muerte de Hipatia, aunque no existan más que alusiones indirectas para acreditarlo.

Su carácter anómalo de mujer entregada al pensamiento y la enseñanza en plena Tardoantigüedad, su fidelidad al paganismo en el momento de auge del catolicismo teodosiano y su cruel linchamiento a manos de una turba de cristianos, han dado una gran fama a Hipatia, cuya figura ha sido muy mitificada. Desde la época de la Ilustración se la presenta como a una supuesta “mártir de la ciencia” y símbolo de la presunta decadencia del mundo clásico frente al Cristianismo y la irracionalidad. Sin embargo, su asesinato fue un caso único y excepcional, y de hecho la escuela neoplatónica alejandrina perduró hasta el siglo VII.

Por su parte, los movimientos feministas la han reivindicado como paradigma de “mujer liberada”, aunque al parecer estuvo casada con un tal Isidoro y se mantuvo virgen. También se la ha asociado con la destrucción de la Biblioteca de Alejandría, si bien no hay ninguna referencia literaria que vincule a ambas: la Gran Biblioteca desapareció en un momento incierto del siglo III, o quizá del IV, su sucesora, la Biblioteca-hija del Serapeo fue expoliada en 391, y, según las fuentes, Hipatia enseñaba a sus discípulos en su propia casa.

Hipatia nació en Alejandría, capital de la diócesis romana de Egipto, a mediados del siglo IV, en 370. Su padre fue Teón de Alejandría, que probablemente debió trabajar y dar clases en la Biblioteca del Serapeo. Hipatia por su parte, se educó en un ambiente académico y culto, dominado por la escuela neoplatónica alejandrina, y aprendió matemáticas y astronomía de su padre.

La casa de Hipatia se convirtió en un lugar de enseñanza donde acudían estudiantes, como su alumno predilecto Sinesio de Cirene, obispo de Ptolemaida (409-13).

Hipatia era pagana, y le tocó vivir en tiempos duros para el declinante paganismo. Egipto se había convertido en sede de una de las comunidades cristianas.

Empezó entonces a correr entre los cristianos de Alejandría el rumor de que la causante de la discordia entre Cirilo y Orestes era la influyente Hipatia. En plena Cuaresma, un grupo de fanáticos, dirigidos por un lector de nombre Pedro se abalanzó sobre la filósofa mientras regresaba en carruaje a su casa, la golpearon y la arrastraron por toda la ciudad hasta llegar al Cesáreo. Allí, tras desnudarla, la golpearon con tejas hasta descuartizarla, y sus restos fueron paseados en triunfo por la ciudad hasta llegar a un lugar denominado el Cinareo (por su nombre, se supone que un crematorio), donde los incineraron. Debía tener unos 60 años en el momento de su muerte.

Se entiende que Sócrates Escolástico achacó indirectamente a Cirilo la responsabilidad del asesinato de Hipatia, al manifestar que “este suceso acarreó no escaso oprobio tanto a Cirilo como a la iglesia de los alejandrinos”, ya que no hay nada más opuesto al espíritu del cristianismo que el crimen.

 

“Había una mujer en Alejandría que se llamaba Hypatia, hija del filósofo Theón, que logró tales alcances en literatura y ciencia, que sobrepasó en mucho a todos los filósofos de su propio tiempo. Habiendo sucedido a la escuela de Platón y Plotino, explicaba los principios de la filosofía a sus oyentes, muchos de los cuales venían de lejos para recibir su instrucción.”

Sócrates Escolástico.

La segunda mujer es Aspasia de Mileto.

ASPASIA

Aspasia de Mileto (c. 470 a. C.[1] [2] – c. 400 a. C.]) (en griego, σπασία), hija de Axíoco, fue una mujer famosa por haber estado unida al político ateniense Pericles desde aproximadamente 450445 a. C. hasta la muerte de este en 429. Maestra de retórica y logógrafa, tuvo gran influencia en la vida cultural y política en la Atenas del Siglo de Pericles. Se la menciona en los escritos de Platón, Aristófanes, Jenofonte y otros autores de la época. Plutarco se refiere a ella en su biografía de Pericles.

Los escritores antiguos también recogen en sus escritos que Aspasia podría haber dirigido un burdel y la llaman hetera (una cortesana de la Antigua Grecia), si bien estos relatos han sido puestos en duda por los estudiosos modernos, basándose en que muchos de los autores eran escritores satíricos cuya principal finalidad era difamar a Pericles.[5] Algunos investigadores cuestionan la idea de que fuese una hetera, y han sugerido que podría haber estado casada con Pericles.[6] Aspasia tenía un hijo de Pericles, Pericles el Joven, que más tarde se convertiría en general en la academia militar ateniense y que fue ejecutado tras la batalla de Arginusas.

Se cree que Aspasia, tras la muerte de Pericles, se convirtió en amante de Lisicles, otro político ateniense.

Aspasia nació en la ciudad jonia de Mileto (actual Aydin, Turquía), hacia 475 a. C. su padre era Axíoco.

Aspasia se habría convertido en una hetera y posiblemente llegó a dirigir un burdel. Las heteras de Atenas eran cortesanas y mujeres de compañía de clase alta. Aspasia se convirtió en la amante del político Pericles a comienzos de la década de 440 a. C, hacia el año 445 a. C. su unión con el estratego ateniense ya debía ser sólida, teniendo en cuenta que de su relación nació un hijo, Pericles el joven debió nacer alrededor del año 440 a. C.

En el año 429 a. C., durante la Plaga de Atenas, Pericles fue testigo de la muerte en la epidemia de sus dos hijos legítimos nacidos de su primera esposa, Jantipo y Paralos, en el plazo de cuatro días. Con su moral bajo mínimos, rompió a llorar, y ni siquiera su compañera, Aspasia, pudo consolarle.

Justo antes de su muerte los atenienses permitieron un cambio en la ley de 451 a. C. que convertía a su hijo con Aspasia (de sangre ateniense solo por parte del padre), en ciudadano y heredero legítimo, una decisión sorprendente teniendo en cuenta que fue el propio Pericles quien propuso en un principio la ley que limitaba la ciudadanía a aquellos que naciesen tanto de padre como de madre ateniense.

Plutarco cita a Esquines socrático, que escribió un diálogo hoy perdido sobre Aspasia, para afirmar que tras la muerte de Pericles, Aspasia vivió con Lisicles, un general y líder democrático ateniense, con quien tuvo otro hijo. También afirma que ella fue quien consiguió convertir a Lisicles en el primer hombre de Atenas. Lisicles murió en combate en 428 a. C. La fecha que la mayoría de los historiadores calculan como año de su muerte (aproximadamente entre 401 y 400 a. C.) se calcula partiendo de la base de que Aspasia murió antes de la ejecución de Sócrates en 399 a. C., cronología que queda implícita en la estructura de la obra Aspasia de Esquines.

Aspasia se hacía notar por su capacidad en retórica y por su brillante su conversación, y no tanto como mero objeto de belleza física.[] Según Plutarco, su casa se convirtió en un centro intelectual de Atenas, y atrajo a los más prominentes escritores y pensadores, entre los que se incluía al filósofo Sócrates.

«Ahora, puesto que se cree que tomó la decisión de enfrentarse a Samos para contentar a Aspasia, parece el momento de preguntar qué artes o qué poder tenía esta mujer, puesto que era capaz de dirigir a su antojo a los principales hombres del estado y ofrecía a los filósofos la ocasión de discutir con ellas en términos exaltados y durante mucho tiempo».

Plutarco, Pericles, XXIV

La tercera mujer es Theano de crotona.

THEONA

Theano de Crotona (Θεανώ) fue una gran matemática discípula de Pitágoras. Enseñó en la escuela de los pitagóricos. Tubo dos hijos, un varón y una mujer, Damo y Telauges.

Los pitagóricos consiguieron dominar el gobierno de Crotona, pero los ciudadanos entraron en cólera y mataron a algunos de ellos. Con la ayuda de su hija, Theano salvó la mayoria de los escritos de su marido, tomó las riendas de la escuela pitagórica y la extendió por toda Grecia y Egipto. Fue una gran médico.

las principales obras que se atribuyen a  Theano son: una biografía de Pitágoras, un teorema sobre la proporción áurea, un tratado “Sobre la Piedad”, del que se conserva una disquisición sobre el número 9.

Debido a que todos los trabajos eran escritos bajo el nombre de Pitágoras, resulta difícil determinar quién es realmente el autor.

La cuarta mujer es María la Judía.

MARÍA LA JUDÍA

María La Judía, María La Profetisa o Miriam La Profetisa vivió probablemente en el siglo II dC. y fue una de las primeras alquimistas. Algunas fuentes dicen que María La Judía fue Miriam la hermana de Moisés y Aarón; otros historiadores la identifican con María Magdalena. El Baño María es su contribución más conocida.[] La mención más concreta de su nombre en el contexto de la alquimia es en Zósimo de Panópolis, alquimista griego quien en el siglo IV escribió los más antiguos libros sobre alquimia.

Nació en Alejandría, Para que se hagan ustedes una idea de su tremenda antiguedad basta decir que el vetustísimo químico Zósimo de Panápolis (siglo IV) la cita siempre en pasado, venerándola entre los que él llama “sabios antiguos”, un exclusivo grupo en el que figuran Demócrito.

Pocas personas saben que al someter a los alimentos o alguna sustancia al baño maría esta haciendo uso de uno de los adelantos químicos más antiguos que descubrío María la Judía por eso en su honor se llama Baño María.

Y menos personas aún, saben que el degustar bebidas destiladas también se le debe a María la Judía que inventó los alambiques de destilación de dos y tres salidas y es gracias a este procedimiento que podemos obtener productos destilados.

Su fecha de nacimiento no se sabe así como tampoco el de su muerte pero cada vez que utilizamos el baño maría en la investigación científica o en la gastronomía estamos re-actualizando y usando el conocimiento de María la Judía que nos heredó el avance de investigación científica en la química.

La quinta mujer es Agnodice de Atenas.

AGNODICE

Joven brillante de la alta sociedad ateniense, Agnodice se siente frustrada por la prohibición de estudiar que enfrentan las mujeres. Estimulada por su padre, se corta el cabello y se viste de hombre para poder asistir clases, especialmente a las del célebre médico Herófilo.

 En el año 350 antes de nuestra era, el 3 de junio, obtiene los mejores resultados en el examen de medicina y se hace ginecóloga, sin revelar aún su verdadera identidad. Pronto las pacientes afluyen a su consulta y los demás médicos, celosos por su éxito, hacen correr el rumor de que se estaría aprovechando de su profesión para seducir y corromper a las mujeres casadas.

Acusada de violación a dos pacientes, Agnodice se ve obligada revelar su identidad y corre el riesgo de ser condenada a muerte por haber ejercido siendo mujer. Una multitud de sus pacientes declara ante el templo que si Agnodice es ejecutada, morirá con ella. Presionados por la multitud, los magistrados absuelven a Agnodice y le permiten continuar el ejercicio de la medicina.

Al año siguiente, el Consejo Ateniense modificará la ley y autorizará a las mujeres a estudiar dicha carrera.

La sexta mujer es Hiparquia de Manorea.

HIPARQUIA

Hiparquía (Maronea, Tracia, ca. 346 a. C.ca. 300 a. C.) fue una de las primeras mujeres filósofas. Convivió con C rates de Tebas viviendo una forma un tanto especial de la escuela cínica pese a la oposición de la familia de ella.  Era una mujer revolucionaria y siempre defendió a las mujeres frente a los que se burlaban de ella, como,  por ejemplo, Teodoro el Ateo.

La septima mujer es Aglaonike de tesalia.

AGLAONIKE

Aglaonike vivió alrededor del año 400 antes de Cristo. Nació en Tesalia y es conocida como la primera astrónoma de la historia occidental. Esta mujer seguramente estudió en la Mesopotamia pues conocía a la perfección los ciclos de saros que estudiaron los caldeos y con los cuales podía predecir eclipses con genial precisión para la época.

Tal capacidad seguramente le dio un poder importante en su sociedad que estaba íntimamente ligado al temor que algunos fenómenos celestes como los eclipses producían en la gente. “Quien podía hacer desaparecer la Luna” era el apelativo con que se la conocía a Aglaonike, un “sobrenombre” que denotaba más miedo que admiración.

Hacen referencia a ella Horacio, Platón y Virgilio.

La octava mujer es Salpe.

SALPE

Esta mujer ejerció de comadrona en Lemnos, donde aplicó la saliva a la medicina para poder restaurar la sensación de un miembro entumecido, otros de sus inventos fueron para curar la rabia de los perros, que tenían que comer sapos vivos.

Hay discrepancias sobre las veracidad de aportaciones de esta mujer, si solo era una comadrona que atrajo la atención de Plitio, ya que la única referencia a esta mujer es la de este escritor.

La novena mujer es Safo.

SAFO

Safo de Lesbos (en griego, Σαπφώ; en eolio, Ψάπφω) (Lesbos, actual Mitilene, Grecia, ca. 650580 a. C.) fue una poetisa griega.

Pasó toda su vida en Lesbos, isla griega cercana a la costa de Asia Menor, con la excepción de un corto exilio en Sicilia en el año 593 a. C.. El espacio en donde enseñaba se conocía como Thíasos. Allí sus discípulos aprendían a recitar poesía, a cantarla, a confeccionar coronas etc.

A partir de sus poemas se suele deducir que Safo se enamoraba de sus discípulas y mantenía relaciones con muchas de ellas. Todo esto la ha convertido en un símbolo del amor entre mujeres.

Cuenta la leyenda surgida a partir de algún fragmento de la propia poetisa en el que hace mención de Faón, un hombre bello del que se enamoró la propia diosa Afrodita según el mito, que se suicidó desde la roca de Léucade lanzándose al mar cuando su amor por Faón no se vio correspondido. Esta piedra era usada por los enamorados para suicidarse. El tema fue retomado por el poeta latino Ovidio, que lo popularizó. Fue especialmente referida por pintores del s. XIX que reflejan una visión romántica de Safo con el pelo largo, apoyada en la roca.

sólo se conocen algunos poemas y fragmentos extraídos de citas tardías (tradición indirecta) y de papiros. El contenido amoroso de sus poemas propició toda clase de habladurías y rumores sobre su vida. Safo y su compatriota Alceo son considerados los poetas más sobresalientes de la poesía lírica griega arcaica, de la que Terpandro y Arión son precedentes. Safo habla en sus poemas de la pasión amorosa que se apodera del ser humano y se manifiesta en diversas formas, como los celos, el deseo o una intangible nostalgia. Ejemplo de esto se encuentra en el Himno en honor a Afrodita.

¡Oh, tú en cien tronos Afrodita reina,

Hija de Zeus, inmortal, dolosa:

No me acongojes con pesar y tedio

Ruégote, Cripria!

Antes acude como en otros días,

Mi voz oyendo y mi encendido ruego;

Por mi dejaste la del padre Jove

Alta morada.

El áureo carro que veloces llevan

Lindos gorriones, sacudiendo el ala,

Al negro suelo, desde el éter puro

Raudo bajaba.

Y tú ¡Oh, dichosa! en tu inmortal semblante

Te sonreías: ¿Para qué me llamas?

¿Cuál es tu anhelo? ¿Qué padeces hora?

-me preguntabas-

¿Arde de nuevo el corazón inquieto?

¿A quién pretendes enredar en suave

Lazo de amores? ¿Quién tu red evita,

Mísera Safo?

Que si te huye, tornará a tus brazos,

Y más propicio ofreceráte dones,

Y cuando esquives el ardiente beso,

Querrá besarte.

Ven, pues, ¡Oh diosa! y mis anhelos cumple,

Liberta el alma de su dura pena;

Cual protectora, en la batalla lidia

Siempre a mi lado.

La última mujer es Alia Cándida.

ALIA CÁNDIDA

 

Alia Cándida nació es Laminium, en Ciudad Real en el seno de una família rica.

Fue patrona de una asociación formada por libertos y clientes que estaba compuesta por las clases populares que se reunían bajo una persona poderosa.

 

Ella estaba protegida por ellos y ellos por ella. Es la misma relación que tenian los libertos (esclavos liberados) con su antiguo amo. Alia alcanzó el sacerdocio del culto imperial siendo nombrada flamínica perpetua vitalicia. Allí recibió también el homenaje de un liberto, Cayo Licinio Hedymeles, quien la califica de excelente patrona.

 

Fernando Valero Granchel

1BAC-V

 

 

 

 

 





MIRRA

2 03 2009

La mirra (del latín myrrha ,y este del griego μύῤῥα) es una sustanci rojiza resinosa aromática.Se trata de la gomorresina (jugo lechoso) que se extrae del tallo del commiphora abyssinica, árbol de Arabiá, común en medio oriente y Somalia.

Muy elaborada en la antigüedad, ya que era uno de los componentes para la elaboración de perfumes, incienso, ungüentos, medicinas y para diluir tinta en los papiros. Se usaba también para embalsamar a los muertos.

Para obtenerla, se hace una incisión en la corteza del árbol y de esta herida brotan lágrimas, que al secarse se tornan rojizas.

Según el evangelio y según Mateos, es uno de los regalos que los reyes magos ofrecieron al niño Jesús en la Epifanía.

En la antigüedad Mirra era una chica que enojó a Venus al no rendirle los honores devidos. Venus, en castigo, hace sufrir en ella la pasión amorosa por su padre, Ciniras rey de Pafos, y Mirra yació con él sin que la identificara. Cuando la reconoce, intenta matarla, aunque ella logra escapar y los dioses la metamorfosean en árbol de la mirra.

De este árbol nace Adonis, quien, criado por las nimfas y bello como el mismo amor, seduce a la propia Venus que la acompaña en sus cacerías y le recomienda evitar las fieras más peligrosas. Pero Adonis muere atacado por un jabalí. Venusllora su muerte, instaura un culto en su honor y hace brotar de la sangre del joven mezclada con el néctar una flor, la anémona.

Según otra versión Adonis, por mandato de Júpiter, debe compartir unos meses del año con Perséfone y los otros con Venus.

Anemone es un género con unas 120 especies de plantas de flor, de la familia de las Rununculace que se encuentran distribuidas en las zonas templadas de los Hemisferios Norte y Sur del planeta. Esta estrechamente relacionado con los géneros, Pulsatilla y Hepatica; algunos botánicos incluyen ambos géneros dentro de Anemone.
Lo siento pero no se inserta imágenes.
Fernando Valero Granchel 1BAC-V





GEA “LA TIERRA”

14 11 2008

La Tierra, el tercer planeta en orden creciente de distancia del sol.Único planeta cubierto en su mayor parte por agua, y el único cuya atmósfera está compuesta principalmente de nitrógeno y oxígeno, a de mas presenta una temperatura adecuada para la vida.

Solo la Tierra posee un gran satélite, la Luna.Su edad es del orden de 4600 millones de años.

La atmósfera(de la Tierra), más del96%del volumen es constituido por nitrógeno y oxígeno; el argón el 0,9% y hay cantidades más pequeñas como gases nobles.

La Tierra y la Luna tienen la  misma edad 4,7 miliones de años.Se puede decir que la Tierra y la Luna constituyen un doble planeta.

La Luna es el agente causante de las mareas.Atrae tanto la tierra como el agua.

Un eclipse de Luna es causado por la entrada de la Luna en el cono de sombra de la Tierra de unos 9170Km de diametro.

La Tierra(Gea para los griegos), era concebida como el elemento primordial del que salieron las razas divinas.Según Hesíodo nació en segundo lugar, después de Caos y sin intervención nínguna de elementos masculinos engendró a Celio(Urano), que la recubre a las Momtañas, y Ponto, personificación masculina del elemento marino.Se unió al Cielo del cual tuvo una numerosa descendencia.

Engendro a los Titanes, Titanidas, Ciclopes y Hecatonquirs.

El Satélite de la Tierra es la luna, nombre de una diosa romana.A veces pasa por ser la hija de Helio.

Parece que existió en Roma un antiguo culto de esta divinidad astral antes de ser asimilada a las diosas lunares Helénicas, Artemis y Selene.