MUJERES DE LA ANTIGÜEDAD

29 03 2009

HIPATIA DE ALEJANDRÍAhipatia3

 

El nombre de Hipatia (πατία) significa la más grande. Se la considera la primera mujer matemática según la historia escrita nacida cerca del año 370 d.C. Fue la hija de un profesor matemático quien quería crear un ser humano perfecto; Hipatia fue su resultado. La adiestró tanto física como mentalmente. En la escuela de Atenas se convirtió en maestra y alcanzó una gran popularidad como matemática del momento. Por otro lado, escribió varios documentos, entre ellos, Sobre el Conon Astronomico de Diafanto donde se habla de ecuaciones de primero y segundo grado. Asimismo creó el astrolabio y la esferaplana y también inventó un aparato para agua destilada, uno para medir el nivel del agua y uno para determinar la gravedad específica de los líquidos. A esto último se le llamó mas tarde un aerómetro o hidroscopio.

 

En el 412, Cirilo (después San Cirilo) se convirtió en patriarca de Alejandría. Sin embargo, el prefecto romano de Alejandría era Orestes y ambos se convirtieron en acérrimos rivales políticos en la lucha por el control entre iglesia y estado. Hipatia era amiga de Orestes y esto, junto con los prejuicios contra sus posiciones filosóficas que eran consideradas paganas por los cristianos, hicieron que Hipatia se convirtiera en el punto central de las luchas entre cristianos y no-cristianos. Por esta razón, Hipatia, considerada el eje central de la disputa fue asesinada y mutilada brutalmente por una secta de seguidores fanáticos de Cirilo.

 

aspasia2ASPASIA DE MILETO

 

La bella Aspasia de Mileto fue una mujer griega que vivió en el siglo V, y que estuvo unida a Pericles desde aproximadamente el año 445 hasta la muerte de este en 429. Es indudable que fue una de las mejores maestras de retórica y tuvo una gran influencia en la vida cultural y política de Atenas ya que influyó notablemente en las decisiones de su esposo Perícles asegurando así su éxito. De igual modo, fue una mujer muy hermosa e inteligente, tuvo un gran poder y despertó la admiración y el respeto de filósofos, artistas e ilustres demócratas, así como la hostilidad de los sectores más reaccionarios de la sociedad ateniense.

Existen algunas dudas sobre la procedencia de la basta formación de esta extraordinaria mujer pero, donde quiera que adquiriese Aspasia sus conocimientos, es innegable su condición de experta en retórica, tanto en el aspecto logográfico como en lo concerniente a su faceta pedagógica. No debemos olvidar que, entre las muchas mujeres que escribieron sobre ginecología y obstetricia, fue una de las más destacadas junto a Cleopatra.

Por su extrema pericia en este arte y por su capacidad para rodearse de los más ilustres y reconocidos intelectuales de su época, y por contribuir de forma activa al florecimiento de la vida cultural en Atenas, consiguió situarse en la cima de la sociedad de aquella época marcada por la desigualdad entre las personas.

TÉANOteano2

Teano, nacida en Crotone, fue una matemática griega esposa de Pitágoras y miembro de la escuela pitagórica. Se le atribuye haber escrito tratados de matemáticas, física y medicina, y también sobre la proporción áurea. Se conservan fragmentos de sus cartas; la mayor parte de los textos que han llegado a nuestros días de mujeres de esta época, quizás por ser los que resultaban más interesantes a los religiosos que los han conservado, hablan de problemas morales o prácticos.  

Tras la muerte de Pitágoras, Teano, continuó dirigiendo la escuela junto con sus dos hijas.

 

MARÍA LA JUDÍA

María La Judía, María La Profetisa o Miriam La Profetisa vivió probablemente en el siglo III dC. y fue una de las primeras alquimistas. Algunas fuentes dicen que María La Judía fue Miriam la hermana de Moisés y Aarón; otros historiadores la identifican con María Magdalena. El Baño María, método para conferir una temperatura uniforme a una sustancia líquida o sólida o para calentarla lentamente, sumergiendo el recipiente que la contiene en otro mayor con agua que se lleva a o está en ebullición, es su contribución más conocida.

maria-la-judia

Asimismo, esta gran mujer también inventó los alambiques de destilación de dos y tres salidas y, actualmente, es gracias a este procedimiento que podemos obtener productos destilados.

AGNODICE DE ATENASagnodice5

Agnodice fue famosa en el campo de la medicina y la obstetricia pero también por haber sido protagonista de una de las primeras rebeliones femeninas. Joven brillante de la alta sociedad ateniense, Agnodice se siente frustrada por la prohibición de estudiar a que se enfrentan las mujeres. Estimulada por su padre, se corta el cabello y se viste de hombre para poder asistir a clases, especialmente a las del célebre médico Herófilo de Calcedonia, que se había destacado por las finas disecciones que hacía en cadáveres humanos para estudiar su anatomía. Daba lecciones al aire libre, lo cual era una práctica habitual en la culta Atenas. En el año 350 antes de nuestra era Agnodice obtiene los mejores resultados en el examen de medicina y se hace ginecóloga, sin revelar su verdadera identidad.

Acusada de una serie de violaciones a alguno de sus pacientes fue llevada a juicio. Al comparecer ante la autoridad no opuso resistencia a que se le desnudara como lo pidieran sus acusadores, a fin de evidenciar su sexo. El escándalo fue tal que pidieron el máximo castigo para ella por haber ejercido siendo mujer, y con ello violado las leyes aprobadas por la Asamblea del Pueblo.

HIPARQUIA DE MANOREA

hiparquia1Hiparquia, nacida en Manorea en el 346 a.C., fue una de las primeras mujeres filósofas. Convivió, pese a la inicial oposición de su familia, con Crates de Tebas y compartió con él la peculiar forma de vida de la escuela cínica. Teodoro el Ateo, que se reía de ella, le preguntó por qué no se dedicaba a las tareas propias de su sexo. Hiparquía, consciente de lo que podía haber de revolucionario en su actitud, le respondió: “¿Crees que he hecho mal en consagrar al estudio el tiempo que, por mi sexo, debería haber perdido como tejedora?”.

 

AGLAONIKE DE TESALIAaglaonice2

Aglaonike (γλαονίκης / Aglaoníkês) vivió alrededor del año 400 antes de Cristo. Nació en Tesalia y es conocida como la primera astrónoma de la historia occidental. Esta mujer seguramente estudió en la Mesopotamia pues conocía a la perfección los ciclos de saros que estudiaron los caldeos y con los cuales podía predecir eclipses con genial precisión para la época.

 

Tal capacidad seguramente le dio un poder importante en su sociedad que estaba íntimamente ligado al temor que algunos fenómenos celestes como los eclipses producían en la gente.

 

SALPE

Esta mujer ejerció de comadrona en Lemnos, donde aplicó la saliva a la medicina para poder restaurar la sensación de un miembro entumecido, por ejemplo; o de la orina como lavar los ojos con orina los fortalecía. Otros de sus inventos fueron para curar la rabia de los perros, que tenían que comer sapos vivos o que si se medicaba a los niños éstos serían más guapos.

Hay discrepancias sobre las veracidad de aportaciones de esta mujer a la medicina o si solo era una comadrona que atrajo la atención de Plitio con su fama ya que la única referencia a esta mujer es la de este escritor.

SAFO

safo6Ésta mujer pasó la mayor parte de su vida en Lesbos, su ciudad natal, en el seno de una familia aristocrática. El espacio en donde enseñaba Safo se conocía como Thíasos. En este lugar sus discípulos aprendían a recitar poesía, a cantarla, a confeccionar coronas y colgantes de flores, etc.. A través de los poemas conservados de ella se ha deducido que se enamoraba de sus discípulas y se acostaba con muchas de ellas; por ello se ha convertido en un símbolo lésbico.

 

 

ALIA CÁNDIDA

 

Alia Cándida nació es Laminium, en Ciudad Real en el seno de una família rica desde hacía ya varia generaciones. Ésta mujer fue patrona de una asociación formada por libertos y clientes que estaba compuesta por las clases populares que se reunían bajo una persona poderosa para defender sus intereses, poniéndose a menudo bajo la protección de un poderoso.  En esta ocasión, la patrona natural era Alia Cándida, a la que estaban todos ligados por lazos de clientela, que obligaba a respeto y ayuda de los clientes a sus patronos y a la protección de éstos a aquellos. Los esclavos liberados, libertos, mantenían también este tipo de relación con su antiguo propietario.  Alia alcanzó el sacerdocio del culto imperial en su ciudad, Laminium, siendo nombrada flamínica perpetua vitalicia.

 

 

 

 

CONCLUSIÓN:

 

Las sociedades de la Antigüedad Clásica fueron mayoritariamente patriarcales. Por ejemplo, las mujeres griegas y romanas jamás poseyeron capacidad política, no eran miembros de la polis o de la ciudades en sentido pleno. Por esta razón, debemos valorar el papel de todas estas mujeres en los distintos campos ya que, a pesar de haber pertenecido a una época en que la sociedad se caracterizaba por una percepción particularmente “machista”, han logrado ocupar un lugar en la historia de la humanidad.

 

 

C. Aitana Roures Segura

1 BAC V

 

Anuncios




CON NOMBRE DE MUJER

29 03 2009

1.HIPATIA

Hipatia (/y.pa.’ti.a/; Griego: πατία; Alejandría, c. 355 – Ibidem, marzo de 415 ó 416[] ) fue una filósofa y maestra neoplatónica romana, natural de Egipto,[] que destacó en los campos de las Matemáticas y la Astronomía,[] miembro y líder de la Escuela neoplatónica de Alejandría a comienzos del siglo V. Seguidora de Plotino, desdeñaba el misticismo y se centró en estudios lógicos y ciencias exactas, llevando una vida ascética. Educó a una selecta escuela de aristócratas cristianos y paganos que ocuparon altos cargos, destacándose el obispo de Ptolemaida, Sinesio de Cirene, que mantuvo una importante correspondencia con su maestra.

Hipatia murió a una edad avanzada, unos 60 años, horrendamente linchada por una turba de cristianos enfervorecidos, en medio de las luchas políticas entre el patriarcado alejandrino y el poder imperial, representado en Alejandría por el prefecto Orestes. Durante siglos se ha acusado al Patriarca Cirilo de Alejandría de ser el principal responsable de la muerte de Hipatia.

Su carácter anómalo de mujer entregada al pensamiento y la enseñanza en plena Antigüedad, su fidelidad al paganismo en el momento de auge del catolicismo teodosiano y su cruel linchamiento a manos de una turba de cristianos, han dado una gran fama a Hipatia, cuya figura ha sido muy mitificada.

Por su parte, los movimientos feministas la han reivindicado como paradigma de “mujer liberada”, aunque al parecer estuvo casada con un tal Isidoro y se mantuvo virgen. También se la ha asociado con la destrucción de la Biblioteca de Alejandría, si bien no hay ninguna referencia literaria que vincule a ambas. Hipatia enseñaba a sus discípulos en su propia casa.

hipatia

2.ASPASIA DE MILETO

Aspasia de Mileto (c. 470 a. C. – c. 400 a. C. ) (en griego, σπασία), hija de Axíoco, fue una mujer famosa por haber estado unida al político ateniense Pericles. Maestra de retórica y logógrafa, tuvo gran influencia en la vida cultural y política en la Atenas del Siglo de Pericles.

Pasó la mayor parte de su vida adulta en Atenas, y podría haber influido tanto a Pericles como a otros políticos atenienses. Se la menciona en los escritos de Platón, Aristófanes, Jenofonte y otros autores de la época.

Los escritores antiguos también recogen en sus escritos que Aspasia podría haber dirigido un burdel y la llaman hetera (una cortesana de la Antigua Grecia), si bien estos relatos han sido puestos en duda por los estudiosos modernos, basándose en que muchos de los autores eran escritores satíricos cuya principal finalidad era difamar a Pericles. Aspasia tenía un hijo de Pericles, Pericles el Joven, que más tarde se convertiría en general en la academia militar ateniense y que fue ejecutado tras la batalla de Arginusas.

Se cree que Aspasia, tras la muerte de Pericles, se convirtió en amante de Lisicles, otro político ateniense.

aspasia1

3.THEANO DE CROTONA

Bajo el nombre de Theano se esconde la primera mujer, de la que se tienen indicios históricos, que hizo aportaciones a las Matemáticas. Para situarla en el tiempo, hay que remontarse al siglo VI a.C., a la antigua Grecia, a Crotona, donde nació. Theano fue hija de Brontinus, del que sabemos que pertenecía al grupo religioso de los órficos (los cuales proponían una innovadora interpretación del ser humano, como compuesto de un cuerpo y un alma, un alma indestructible que sobrevive y recibe premios o castigos más allá de la muerte) que suponía un enfrentamiento a las tradiciones religiosas vigentes en ese momento en Grecia. Al igual que los órficos, los pitagóricos le debían muchas de sus creencias a la mitología egipcia, por lo que no parece extraño que Theano se convirtiese en una discípula de Pitágoras (572 – 497 a.C.) e ingresara en el grupo de los pitagóricos.

Pasados unos años y debido a las especiales facultades de Theano, ésta pasó a ser profesora en la escuela de Crotona dirigida por Pitágoras, quien no hacía ningún tipo de discriminación sexista para pertenecer a la misma.

Theano se casó con Pitágoras cuando éste ya era viejo, y tuvieron una hija llamada Damo así como un hijo llamado Telauges. No hay unanimidad al respecto, ya que hay otra corriente de historiadores que afirma que fueron padres de tres hijas (Damo, Myria y Arignote) y dos hijos.

Después de que la academia de Pitágoras consiguiera controlar el gobierno local de Crotona, el pueblo entró en cólera y destruyó la escuela, lo que hizo que los profesores y estudiantes fuesen asesinados (como es el caso del propio Pitágoras) o se viesen obligados a huir.

Theano pudo salvarse y se exilió llevándose consigo gran parte de los escritos de su marido gracias a la inestimable ayuda de su hija Damo. Cogió las riendas de la comunidad pitagórica y se dedicó a expandir sus conocimientos en Grecia y Egipto. Ella y sus hijas destacaron como médicos (hay que recordar que para los pitagóricos el cuerpo humano era una copia en miniatura del universo).

Debido a que todos los trabajos eran escritos bajo el nombre de Pitágoras, resulta difícil determinar quién es realmente el autor. Los trabajos escritos por los pitagóricos no se conservan en papel y los conocemos gracias a los escritos de otros autores como Platón y Herodoto. Con estas premisas, las principales obras que se atribuyen a  Theano son: una biografía de Pitágoras, un teorema sobre la proporción áurea, aportaciones varias a la teoría de números, a la teoría de poliedros regulares, a la Cosmología, al origen del Universo, a la Física, a la Medicina, a la Psicología Infantil  y un tratado “Sobre la Piedad.

El principal trabajo atribuido a Theano, versa sobre la famosa proporción áurea. Como la constante geométrica π, el número de oro Φ (denotado así en honor al escultor griego Fidias) es un número irracional que aparece con mucha frecuencia en la naturaleza y cuyo valor aproximado es 1.6180. En geometría, un rectángulo áureo es aquel cuyos lados están en proporción áurea, por ejemplo, 13:8. Tanto en la Grecia Antigua como en Egipto, se usó esta proporción para construir numerosos edificios (el Partenón, las pirámides, etc.).

Por otro lado, en un tratado sobre la construcción del universo, Theano expone que éste está formado por diez esferas concéntricas: el Sol, la Luna, Saturno, Júpiter, Marte, Venus, Mercurio, la Tierra, la Contra-Tierra, y las estrellas. En su teoría, las distancias entre las esferas y el fuego central están en la misma proporción que los intervalos en las escalas musicales.

Para finalizar, hemos de señalar que existen varias conjeturas sobre el padre de nuestra protagonista, así como sobre la existencia de una segunda Theano que vivió en el siglo IV a.C., hecho que se recoge en la gran enciclopedia bizantina del siglo X, denominada Suda, según la cual procedía de Metapontum, un pueblo de la costa sur de Italia cercano a Crotona.

theano

4.MARIA LA JUDÍA O LA HEBREA

María La Judía, María La Profetisa o Miriam La Profetisa vivió probablemente en el siglo III dC. Algunas fuentes dicen que María La Judía fue Miriam la hermana de Moisés y Aarón; otros historiadores la identifican con María Magdalena. La mención más concreta de su nombre en el contexto de la alquimia es en Zósimo de Panópolis, alquimista griego quien en el siglo IV escribió los más antiguos libros sobre alquimia.[]

Las bases teóricas y prácticas de la química moderna se deben a María la Judía, que firmó sus obras como Miriam La Profetisa, hermana de Moisés, lo cual llevó a los historiadores a asegurar que la Miriam bíblica era alquimista. Sin embargo ésta María vivió en Alejandría entre los siglos I y II de la era cristiana y fue la inventora de complicados aparatos de laboratorio para la destilación y sublimación de materias químicas.

Ya entrando en el siglo XXI su célebre “Balneum Mariae”, que sigue siendo una pieza esencial de laboratorio… y ¡en la cocina! El “baño María” se usaba entonces como se usa hoy, para calentar. También fue la creadora del alambique y el Xerotakis que, según los especialistas, es su mayor aporte a la alquimia occidental y lo que permite que ésta se transforme en la química moderna.

Existen apenas unos fragmentos de su obra más conocida: el “María práctica”. El resto ha desaparecido.

5.AGNÓDICE

Agnodice fue una médica griega, natural de Atenas. Vivió durante el siglo IV a. C. Como la medicina estaba prohibida a las mujeres, se disfrazó de hombre para poder estudiarla y ejercerla.

Nacida de la alta sociedad ateniense, se disfrazó de hombre para seguir los cursos de medicina del célébre médico Herófilo. Superó brillantemente el examen y se hizo ginecóloga, pero sin revelar su identidad verdadera. Sus exitos profesionales despertaron la envidia de los otros médicos que le acusaron de abusar de sus pacientes y fue llevada ante el Areópago, fue entonces cuando Agnodice tuvo que revelar su sexo, por lo que fue acusada de violar la ley, pero las mujeres de algunos de los principales ciudadanos de Atenas a las que había curado la defendieron y consiguieron que la ley fuese abolida.

agnodice4

6.HIPARQUÍA DE MARONEA

Hiparquía (Maronea, Tracia, ca. 346 a. C. – ca. 300 a. C.) fue una de las primeras mujeres filósofas. Nació en el seno de una familia noble y, pese a la inicial oposición de su familia, se casó con Crates de Tebas y compartió con él la peculiar forma de vida de la escuela cínica. Teodoro el Ateo, que se reía de ella, le preguntó por qué no se dedicaba a las tareas propias de su sexo. Hiparquía, consciente de lo que podía haber de revolucionario en su actitud, le respondió: “¿Crees que he hecho mal en consagrar al estudio el tiempo que, por mi sexo, debería haber perdido como tejedora?”.

Destacó en su época por ser una de las primeras mujeres filósofas, en un momento en el que el machismo era la norma.

Aparte de las “Vidas de Crates y de Hiparquía”, de Diógenes Laercio, es muy recomendable leer la aproximación literaria de Marcel Schwob a la figura de Crates, en sus “Vidas imaginarias”.

7.AGLAONICE DE TESALIA

Nació en Tesalia y es conocida como la primera astrónoma de la historia occidental. Esta mujer seguramente estudió en la Mesopotamia pues conocía a la perfección los ciclos de saros que estudiaron los caldeos y con los cuales podía predecir eclipses con genial precisión para la época.

aglaonice

8.SALPE

Esta mujer ejerció de comadrona en Lemnos, donde aplicó la saliva a la medicina para poder restaurar la sensación de un miembro entumecido, por ejemplo; o de la orina como lavar los ojos con orina los fortalecía. Otros de sus inventos fueron para curar la rabia de los perros, que tenían que comer sapos vivos o que si se medicaba a los niños éstos serían más guapos.

9.SAFO

Safo de Lesbos (en griego, Σαπφώ; en eolio, Ψάπφω) (Lesbos, actual Mitilene, Grecia, ca. 650580 a. C.) fue una poetisa griega.

Pasó toda su vida en Lesbos, isla griega cercana a la costa de Asia Menor, con la excepción de un corto exilio en Sicilia en el año 593 a. C., motivado por luchas aristocráticas en las que probablemente se encontraba comprometida su familia perteneciente a la oligarquía local.

El espacio en donde enseñaba se conocía como Thíasos. Allí sus discípulos aprendían a recitar poesía, a cantarla, a confeccionar coronas y colgantes de flores, etc. A partir de sus poemas se suele deducir que Safo se enamoraba de sus discípulas y mantenía relaciones con muchas de ellas. Todo esto la ha convertido en un símbolo del amor entre mujeres.

Cuenta la leyenda surgida a partir de algún fragmento de la propia poetisa en el que hace mención de Faón, un hombre bello del que se enamoró la propia diosa Afrodita según el mito, que se suicidó desde la roca de Léucade lanzándose al mar cuando su amor por Faón no se vio correspondido. Esta piedra era usada por los enamorados para suicidarse. El tema fue retomado por el poeta latino Ovidio, que lo popularizó. Fue especialmente referida por pintores del s. XIX que reflejan una visión romántica de Safo con el pelo largo, apoyada en la roca.

safo5

10.ALIA CÁNDIDA

Alia Cándida nació en el municipio de Laminium (Fuenllana, Ciudad Real), en el seno de una familia rica y reconocida desde varias generaciones atrás, como lo demuestran las inscripciones que informan sobre ella y su familia. En su lápida hay una inscripción que reza: “A Alia Cándida, hija de marco, cuidando de ella su madre Licinia Macedónica erigieron este monumento, como patrona, el colegio Anense Mayor y sus clientes libertos”.

      Alia Cándida fue patrona de una asociación (collegium), formada por sus clientes y libertos. Las asociaciones privadas eran uno de los fenómenos sociales más peculiares del Imperio, donde las clases populares, excluidas por las barreras económicas del control político de la ciudad, se reunían en una gran diversidad de agrupaciones para la defensa de sus intereses, poniéndose a menudo bajo la protección de un poderoso. En esta ocasión, la patrona natural era Alia Cándida, a la que estaban todos ligados por lazos de clientela, que obligaba a respeto y ayuda de los clientes a sus patronos y a la protección de éstos a aquellos. Los esclavos liberados, libertos, mantenían también este tipo de relación con su antiguo propietario.  Alia alcanzó el sacerdocio del culto imperial en su ciudad, Laminium, siendo nombrada flamínica perpetua vitalicia. Allí recibió también el homenaje de un liberto, Cayo Licinio Hedymeles, quien la califica de excelente.

Laia Gas Grifo





MUJERES CON PERSONALIDAD

29 03 2009

HIPATIA DE ALEJANDRIA

 Nació en Alejandría (Egipto) a mediados del siglo IV, algunas referencias dicen que en el 370 y otras que en el 355. Su padre Teón de Alejandría era un célebre matemático y astrónomo. 

Era una mujer abierta a todo el saber que su padre quisiera volcar sobre ella y así fue cómo se educó en un ambiente académico y culto. En efecto, Teón le transmitió su conocimiento sobre las matemáticas y la astronomía además de la pasión por la búsqueda de lo desconocido. Los historiadores han llegado a asegurar que incluso superó al padre, y que muchos de los escritos conservados que se suponen de Teón son en realidad de la hija.

Aprendió también sobre la historia de las diferentes religiones que se conocían en aquel entonces, sobre oratoria, sobre el pensamiento de los filósofos y sobre los principios de la enseñanza. Viajó a Atenas y a Roma siempre con el mismo afán de aprender y de enseñar. La casa de Hipatia se convirtió en un lugar de enseñanza donde acudían estudiantes de todas partes del mundo conocido, atraídos por su fama.

La muerte de Hipatia se cuenta cómo un grupo de cristianos impetuosos y violentos, seguidores de un lector llamado Pedro fueron en su busca, la golpearon, la desnudaron y la arrastraron por toda la ciudad hasta llegar a un templo llamado Cesareo; allí continuaron con la tortura cortando su piel y su cuerpo con caracolas afiladas, hasta que murió; a continuación descuartizaron su cuerpo y lo llevaron a un lugar llamado Cinaron y allí finalmente lo quemaron. De esta manera creyeron dar muerte a lo que ellos llamaban idolatría y herejía.

MARIA LA JUDÍA

Pocas personas saben que al someter a los alimentos o alguna sustancia al baño maría esta haciendo uso de uno de los adelantos químicos más antiguos que descubrío María la Judía por eso en su honor se llama Baño María.

Su fecha de nacimiento no se sabe así como tampoco el de su muerte pero cada vez que utilizamos el baño maría en la investigación científica o en la gastronomía estamos re-actualizando y usando el conocimiento de María la Judía que nos heredó el avance de investigación científica en la química.

ALIA CÁNDIDA

Alia Cándida posiblemente nació en el municipio de Laminium (Fuenllana, Ciudad Real), en el seno de una familia rica y reconocida desde varias generaciones atrás, como lo demuestran las inscripciones que informan sobre ella y su familia.

Alia Cándida fue patrona de una asociación (collegium), formada por sus clientes y libertos. Las asociaciones privadas eran uno de los fenómenos sociales más peculiares del Imperio, donde las clases populares, excluidas por las barreras económicas del control político de la ciudad, se reunían en una gran diversidad de agrupaciones para la defensa de sus intereses, poniéndose a menudo bajo la protección de un poderoso. En esta ocasión, la patrona natural era Alia Cándida, a la que estaban todos ligados por lazos de clientela, que obligaba a respeto y ayuda de los clientes a sus patronos y a la protección de éstos a aquellos. Los esclavos liberados, libertos, mantenían también este tipo de relación con su antiguo propietario.  Alia alcanzó el sacerdocio del culto imperial en su ciudad, Laminium, siendo nombrada flamínica perpetua vitalicia. Allí recibió también el homenaje de un liberto, Cayo Licinio Hedymeles, quien la califica de excelente patrona.

SAFO

 Poetisa griega. Pocos datos ciertos se tienen acerca de Safo, de quien tan sólo se conservaron 650 versos. Supuestamente perteneciente a la aristocracia, llevó la vida propia de las mujeres de la clase alta, alejadas necesariamente del ambiente de luchas e intrigas políticas; según una tradición que parte de Anacreonte, era homosexual. Se la ha presentado siempre como profesora de una escuela de poesía fundada por ella. 

En ellos se entrevé la expresión de una subjetividad que se recrea en sutiles oscilaciones de ánimo, en un intento de dar forma a la pasión. Presenta la pasión amorosa como una fuerza irracional, situada entre el bien y el mal, que se apodera del ser humano y se manifiesta en diversas formas, como los celos, el deseo o una intangible nostalgia.

HIPARQUIA DE TRACIA

Fue una de las primeras mujeres filósofas. Convivió con Crates de Tebas viviendo una forma un tanto especial de la escuela cínica pese a la oposición de la familia de ella.  Era una mujer revolucionaria y siempre defendió a las mujeres frente a los que se burlaban de ella, como,  por ejemplo, Teodoro el Ateo.

 

SALPE

Esta mujer ejerció de comadrona en Lemnos, donde aplicó la saliva a la medicina para poder restaurar la sensación de un miembro entumecido, por ejemplo; o de la orina como lavar los ojos con orina los fortalecía. Otros de sus inventos fueron para curar la rabia de los perros, que tenían que comer sapos vivos o que si se medicaba a los niños éstos serían más guapos.

Hay discrepancias sobre las veracidad de aportaciones de esta mujer a la medicina o si solo era una comadrona que atrajo la atención de Plitio con su fama ya que la única referencia a esta mujer es la de este escritor.

 

TEANO

Pertenecía a una comunidad muy conservadora, se aceptaban a las mujeres como miembros de la comunidad con los mismos derechos y deberes que los hombres.  Teano era hija del físico Brontino; fue discípula de Pitágoras y se casó con él a pesar de la diferencia de edad (unos 30 años).

A la muerte de Pitágoras tomó las riendas de la escuela pitagórica con la ayuda de sus hijas Damo, María y Arignote.

AGNODICE

Agnodice se siente frustrada por la prohibición de estudiar que enfrentan las mujeres. Estimulada por su padre, se corta el cabello y se viste de hombre para poder asistir clases, especialmente a las del célebre médico Herófilo. En el año 350 antes de nuestra era, el 3 de junio, obtiene los mejores resultados en el examen de medicina y se hace las pacientes afluyen a su consulta y los demás médicos, celosos por su éxito, hacen correr el rumor de que se estaría aprovechando de su profesión para seducir y corromper a las mujeres casadas. Acusada de violación a dos pacientes, Agnodice se ve obligada revelar su identidad y corre el riesgo de ser condenada a muerte por haber ejercido siendo mujer. Una multitud de sus pacientes declara ante el templo que si Agnodice es ejecutada, morirá con ella. Presionados por la multitud, los magistrados absuelven a Agnodice y le permiten continuar el ejercicio de la medicina. Al año siguiente, el Consejo Ateniense modificará la ley y autorizará a las mujeres a estudiar dicha carrera.

 

AGLAONICE DE TESALIA

Nació en Tesalia y es conocida como la primera astrónoma de la historia occidental. Esta mujer seguramente estudió en la Mesopotamia pues conocía a la perfección los ciclos de saros que estudiaron los caldeos y con los cuales podía predecir eclipses con genial precisión para la época.

ASPASIAS DE MILETO

Se desconocen tanto la fechade nacimiento como la de su muerte,  vivió en el siglo V, y que estuvo unida a Pericles desde el año 445 hasta la muerte de este en 429. Fue maestra de retórica y tuvo una gran influencia en la vida cultural y política de Atenas. Fue una mujer muy hermosa e inteligente, tuvo un gran poder y despertó la admiración y el respeto de filósofos, artistas e ilustres demócratas. 

Donde quiera que adquiriese Aspasia su formación, es innegable su condición de experta en retórica, tanto en el aspecto logográfico como en lo concerniente a su faceta pedagógica. Por su extrema pericia en este arte y por su capacidad para rodearse de los más ilustres y reconocidos intelectuales de su época, y por contribuir de forma activa al florecimiento de la vida cultural en Atenas, consiguió la admiración de los hombres más ilustres. Se dice que Aspasia le escribía a Pericles algunos de sus discursos.

Su talento como profesora de retórica aparece mencionado por numerosos autores importantes del Mundo Antiguo, como Platón, Jenofonte, Plutarco o Cicerón, quienes alabaron sus capacidades.

Cristina Jovells 1ºBACA





SOMOS MUJERES

29 03 2009

HIPATIA DE ALEJANDRIA

Es la primera mujer de ciencia cuya vida está bien documentada. Aunque la mayoría de sus escritos se ha perdido, existen numerosas referencia a ellos. Y además, murió en un momento conveniente para los historiadores. Fue la última científica pagana del mundo antiguo, y su muerte coincidió con los últimos años del Imperio romano. Como no hubo adelantos significativos en matemáticas, astronomía ni física en ninguna parte del mundo occidental durante los mil años siguientes, ha llegado a simbolizar el fin de la ciencia antigua. La decadencia ya existía desde hacía varios siglos, pero después de sólo existieron la barbarie y el caos de los años de oscurantismo.

 

 

MARIA LA JUDÍA

Pretextos como pactar con el demonio o curar enfermedades hasta entonces eran el motivo de morir dilapidadas, ahorcadas o quemadas en la hoguera, María la Judía pudo salvarse de tal destino al nacer y crecer en el siglo II de nuestra era en Alejandría, es una de las primeras mujeres alquimistas que registra la historia.

Pocas personas saben que al someter a los alimentos o alguna sustancia al baño maría esta haciendo uso de uno de los adelantos químicos más antiguos que descubrío María la Judía por eso en su honor se llama Baño María. 

Y menos personas aún, saben que el degustar bebidas destiladas también se le debe a María la Judía que inventó los alambiques de destilación de dos y tres salidas y es gracias a este procedimiento que podemos obtener productos destilados.

 

ALIA CÁNDIDA

Alia Cándida posiblemente nació en el municipio de Laminium (Fuenllana, Ciudad Real), en el seno de una familia rica y reconocida desde varias generaciones atrás, como lo demuestran las inscripciones que informan sobre ella y su familia.

Alia Cándida fue patrona de una asociación (collegium), formada por sus clientes y libertos. Las asociaciones privadas eran uno de los fenómenos sociales más peculiares del Imperio, donde las clases populares, excluidas por las barreras económicas del control político de la ciudad, se reunían en una gran diversidad de agrupaciones para la defensa de sus intereses, poniéndose a menudo bajo la protección de un poderoso. En esta ocasión, la patrona natural era Alia Cándida, a la que estaban todos ligados por lazos de clientela, que obligaba a respeto y ayuda de los clientes a sus patronos y a la protección de éstos a aquellos. Los esclavos liberados, libertos, mantenían también este tipo de relación con su antiguo propietario.  Alia alcanzó el sacerdocio del culto imperial en su ciudad, Laminium, siendo nombrada flamínica perpetua vitalicia. Allí recibió también el homenaje de un liberto, Cayo Licinio Hedymeles, quien la califica de excelente patrona.

 

SAFO DE LESBOS

Fue una poetisa griega. Supuestamente perteneciente a la aristocracia, llevó la vida propia de las mujeres de la clase alta, alejadas necesariamente del ambiente de luchas e intrigas políticas; según una tradición que parte de Anacreonte, era homosexual. Se la ha presentado siempre como profesora de una escuela de poesía fundada por ella, lo que es difícil de certificar.

 

HIPARQUÍA  DE TRACIA

Hiparquía nació en la ciudad de Tracia en el siglo II a.C. y fue una de las primeras filósofas, perteneciente a la escuela de los cínicos, junto a su hermano Metrocles y su esposo Crates.

Teodoro el Ateo se reía de Hiparquía, y un día le preguntó porqué no se dedicaba a tareas propias de su sexo. Ella, consciente de la revolución que podía desencadenar su respuesta, le contestó: “¿ Crees que he hecho mal en consagrar al estudio el tiempo que, por mi sexo, debería haber perdido como tejedora ?”.

Se enamoró del cínico Crates, pero su familia impidió el matrimonio. Entonces Hiparquía amenazó con suicidarse si no se casaba con su amado, a lo que Crates la intentó disuadir, mostrando sus defectos físicos ( era jorobado ). Pero Hiparquía le adoraba aún así, y entonces Crates un día se presentó en su casa, con toda la familia de Hiparquía, y allí mismo de quitó la túnica y desnudo le dijo, que eso era todo lo que podía ofrecerle. Hiparquía hizo lo propio y se marcharon juntos, casándose más tarde.

 

SALPE

Esta mujer ejerció de comadrona en Lemnos, donde aplicó la saliva a la medicina para poder restaurar la sensación de un miembro entumecido, por ejemplo; o de la orina como lavar los ojos con orina los fortalecía. Otros de sus inventos fueron para curar la rabia de los perros, que tenían que comer sapos vivos o que si se medicaba a los niños éstos serían más guapos.

Hay discrepancias sobre las veracidad de aportaciones de esta mujer a la medicina o si solo era una comadrona que atrajo la atención de Plitio con su fama ya que la única referencia a esta mujer es la de este escritor.

 

TEANO

Pertenecía a una comunidad muy conservadora, se aceptaban a las mujeres como miembros de la comunidad con los mismos derechos y deberes que los hombres.

Teano era hija del físico Brontino; fue discípula de Pitágoras y se casó con él a pesar de la diferencia de edad (unos 30 años). A la muerte de Pitágoras tomó las riendas de la escuela pitagórica con la ayuda de sus hijas Damo, María y Arignote.

 

ASPASIA DE MILETO

Fue maestra de retórica y tuvo una gran influencia en la vida cultural y política de Atenas.aspasia_02

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pericles la prefirió a todas las demás mujeres, por ser, en opinión de Plutarco, una “mujer sabia y astuta”. Aspasia encajó perfectamente en el círculo de amistades de Pericles. Tan es así, que el mismo Sócrates frecuentó su casa, y varios de los que la trataron llevaban a sus propias mujeres para que la oyesen. Por lo tanto, Aspasia ocupó el papel de lo que hoy llamaríamos “primera dama”.

onde quiera que adquiriese Aspasia su formación, es innegable su condición de experta en retórica, tanto en el aspecto logográfico como en lo concerniente a su faceta pedagógica. Por su extrema pericia en este arte y por su capacidad para rodearse de los más ilustres y reconocidos intelectuales de su época, y por contribuir de forma activa al florecimiento de la vida cultural en Atenas, consiguió la admiración de los hombres más ilustres.

Pero también por su condición de extranjera, por su supuesta influencia negativa sobre Pericles, y por llevar una vida de mujer libre e independiente, fue atacada y ridiculizada por los conservadores, celosos de su poder e influencia.

 

AGLAONICE DE TESALIA

Nació en Tesalia y es conocida como la primera astrónoma de la historia occidental. Esta mujer seguramente estudió en la Mesopotamia pues conocía a la perfección los ciclos de saros que estudiaron los caldeos y con los cuales podía predecir eclipses con genial precisión para la época.

Quien podía hacer desaparecer la Luna” era el apelativo con que se la conocía a Aglaonike, un “sobrenombre” que denotaba más miedo que admiración.

 

AGNODICE

Joven brillante de la alta sociedad ateniense, Agnodice se siente frustrada por la prohibición de estudiar que enfrentan las mujeres. Estimulada por su padre, se corta el cabello y se viste de hombre para poder asistir a clases.

obtiene los mejores resultados en el examen de medicina y se hace ginecóloga, sin revelar aún su verdadera identidad. Pronto las pacientes afluyen a su consulta y los demás médicos, celosos por su éxito, hacen correr el rumor de que se estaría aprovechando de su profesión para seducir y corromper a las mujeres casadas. Acusada de violación a dos pacientes, Agnodice se ve obligada revelar su identidad y corre el riesgo de ser condenada a muerte por haber ejercido siendo mujer. Una multitud de sus pacientes declara ante el templo que si Agnodice es ejecutada, morirá con ella. Presionados por la multitud, los magistrados absuelven a Agnodice y le permiten continuar el ejercicio de la medicina.

El Consejo Ateniense modificará la ley y autorizará a las mujeres a estudiar dicha carrera.

 

Andrea Doménech Valls

1 BAC-V

 





LAS MUJERES EN NUESTRA HISTORIA

29 03 2009

La primera mujer que nos preguntas es Hipatia.

HIPATIA

Hipatia (/y.pa.’ti.a/; Griego: πατία; Alejandría, c. 355 – Ibidem, marzo de 415 ó 416 ) fue una filósofa y maestra neoplatónica romana, natural de Egipto,que destacó en los campos de las Matemáticas y la Astronomía, miembro y líder de la Escuela neoplatónica de Alejandría a comienzos del siglo V. Seguidora de Plotino, desdeñaba el misticismo y se centró en estudios lógicos y ciencias exactas, llevando una vida ascética. Educó a una selecta escuela de aristócratas cristianos y paganos que ocuparon altos cargos, destacándose el obispo de Ptolemaida, Sinesio de Cirene, que mantuvo una importante correspondencia con su maestra.

Hipatia murió a una edad avanzada, unos 60 años, horrendamente linchada por una turba de cristianos enfervorecidos, en medio de las luchas políticas entre el patriarcado alejandrino y el poder imperial, representado en Alejandría por el prefecto Orestes, uno de los alumnos de la filósofa. Durante siglos se ha acusado al Patriarca Cirilo de Alejandría de ser el principal responsable de la muerte de Hipatia, aunque no existan más que alusiones indirectas para acreditarlo.

Su carácter anómalo de mujer entregada al pensamiento y la enseñanza en plena Tardoantigüedad, su fidelidad al paganismo en el momento de auge del catolicismo teodosiano y su cruel linchamiento a manos de una turba de cristianos, han dado una gran fama a Hipatia, cuya figura ha sido muy mitificada. Desde la época de la Ilustración se la presenta como a una supuesta “mártir de la ciencia” y símbolo de la presunta decadencia del mundo clásico frente al Cristianismo y la irracionalidad. Sin embargo, su asesinato fue un caso único y excepcional, y de hecho la escuela neoplatónica alejandrina perduró hasta el siglo VII.

Por su parte, los movimientos feministas la han reivindicado como paradigma de “mujer liberada”, aunque al parecer estuvo casada con un tal Isidoro y se mantuvo virgen. También se la ha asociado con la destrucción de la Biblioteca de Alejandría, si bien no hay ninguna referencia literaria que vincule a ambas: la Gran Biblioteca desapareció en un momento incierto del siglo III, o quizá del IV, su sucesora, la Biblioteca-hija del Serapeo fue expoliada en 391, y, según las fuentes, Hipatia enseñaba a sus discípulos en su propia casa.

Hipatia nació en Alejandría, capital de la diócesis romana de Egipto, a mediados del siglo IV, en 370. Su padre fue Teón de Alejandría, que probablemente debió trabajar y dar clases en la Biblioteca del Serapeo. Hipatia por su parte, se educó en un ambiente académico y culto, dominado por la escuela neoplatónica alejandrina, y aprendió matemáticas y astronomía de su padre.

La casa de Hipatia se convirtió en un lugar de enseñanza donde acudían estudiantes, como su alumno predilecto Sinesio de Cirene, obispo de Ptolemaida (409-13).

Hipatia era pagana, y le tocó vivir en tiempos duros para el declinante paganismo. Egipto se había convertido en sede de una de las comunidades cristianas.

Empezó entonces a correr entre los cristianos de Alejandría el rumor de que la causante de la discordia entre Cirilo y Orestes era la influyente Hipatia. En plena Cuaresma, un grupo de fanáticos, dirigidos por un lector de nombre Pedro se abalanzó sobre la filósofa mientras regresaba en carruaje a su casa, la golpearon y la arrastraron por toda la ciudad hasta llegar al Cesáreo. Allí, tras desnudarla, la golpearon con tejas hasta descuartizarla, y sus restos fueron paseados en triunfo por la ciudad hasta llegar a un lugar denominado el Cinareo (por su nombre, se supone que un crematorio), donde los incineraron. Debía tener unos 60 años en el momento de su muerte.

Se entiende que Sócrates Escolástico achacó indirectamente a Cirilo la responsabilidad del asesinato de Hipatia, al manifestar que “este suceso acarreó no escaso oprobio tanto a Cirilo como a la iglesia de los alejandrinos”, ya que no hay nada más opuesto al espíritu del cristianismo que el crimen.

 

“Había una mujer en Alejandría que se llamaba Hypatia, hija del filósofo Theón, que logró tales alcances en literatura y ciencia, que sobrepasó en mucho a todos los filósofos de su propio tiempo. Habiendo sucedido a la escuela de Platón y Plotino, explicaba los principios de la filosofía a sus oyentes, muchos de los cuales venían de lejos para recibir su instrucción.”

Sócrates Escolástico.

La segunda mujer es Aspasia de Mileto.

ASPASIA

Aspasia de Mileto (c. 470 a. C.[1] [2] – c. 400 a. C.]) (en griego, σπασία), hija de Axíoco, fue una mujer famosa por haber estado unida al político ateniense Pericles desde aproximadamente 450445 a. C. hasta la muerte de este en 429. Maestra de retórica y logógrafa, tuvo gran influencia en la vida cultural y política en la Atenas del Siglo de Pericles. Se la menciona en los escritos de Platón, Aristófanes, Jenofonte y otros autores de la época. Plutarco se refiere a ella en su biografía de Pericles.

Los escritores antiguos también recogen en sus escritos que Aspasia podría haber dirigido un burdel y la llaman hetera (una cortesana de la Antigua Grecia), si bien estos relatos han sido puestos en duda por los estudiosos modernos, basándose en que muchos de los autores eran escritores satíricos cuya principal finalidad era difamar a Pericles.[5] Algunos investigadores cuestionan la idea de que fuese una hetera, y han sugerido que podría haber estado casada con Pericles.[6] Aspasia tenía un hijo de Pericles, Pericles el Joven, que más tarde se convertiría en general en la academia militar ateniense y que fue ejecutado tras la batalla de Arginusas.

Se cree que Aspasia, tras la muerte de Pericles, se convirtió en amante de Lisicles, otro político ateniense.

Aspasia nació en la ciudad jonia de Mileto (actual Aydin, Turquía), hacia 475 a. C. su padre era Axíoco.

Aspasia se habría convertido en una hetera y posiblemente llegó a dirigir un burdel. Las heteras de Atenas eran cortesanas y mujeres de compañía de clase alta. Aspasia se convirtió en la amante del político Pericles a comienzos de la década de 440 a. C, hacia el año 445 a. C. su unión con el estratego ateniense ya debía ser sólida, teniendo en cuenta que de su relación nació un hijo, Pericles el joven debió nacer alrededor del año 440 a. C.

En el año 429 a. C., durante la Plaga de Atenas, Pericles fue testigo de la muerte en la epidemia de sus dos hijos legítimos nacidos de su primera esposa, Jantipo y Paralos, en el plazo de cuatro días. Con su moral bajo mínimos, rompió a llorar, y ni siquiera su compañera, Aspasia, pudo consolarle.

Justo antes de su muerte los atenienses permitieron un cambio en la ley de 451 a. C. que convertía a su hijo con Aspasia (de sangre ateniense solo por parte del padre), en ciudadano y heredero legítimo, una decisión sorprendente teniendo en cuenta que fue el propio Pericles quien propuso en un principio la ley que limitaba la ciudadanía a aquellos que naciesen tanto de padre como de madre ateniense.

Plutarco cita a Esquines socrático, que escribió un diálogo hoy perdido sobre Aspasia, para afirmar que tras la muerte de Pericles, Aspasia vivió con Lisicles, un general y líder democrático ateniense, con quien tuvo otro hijo. También afirma que ella fue quien consiguió convertir a Lisicles en el primer hombre de Atenas. Lisicles murió en combate en 428 a. C. La fecha que la mayoría de los historiadores calculan como año de su muerte (aproximadamente entre 401 y 400 a. C.) se calcula partiendo de la base de que Aspasia murió antes de la ejecución de Sócrates en 399 a. C., cronología que queda implícita en la estructura de la obra Aspasia de Esquines.

Aspasia se hacía notar por su capacidad en retórica y por su brillante su conversación, y no tanto como mero objeto de belleza física.[] Según Plutarco, su casa se convirtió en un centro intelectual de Atenas, y atrajo a los más prominentes escritores y pensadores, entre los que se incluía al filósofo Sócrates.

«Ahora, puesto que se cree que tomó la decisión de enfrentarse a Samos para contentar a Aspasia, parece el momento de preguntar qué artes o qué poder tenía esta mujer, puesto que era capaz de dirigir a su antojo a los principales hombres del estado y ofrecía a los filósofos la ocasión de discutir con ellas en términos exaltados y durante mucho tiempo».

Plutarco, Pericles, XXIV

La tercera mujer es Theano de crotona.

THEONA

Theano de Crotona (Θεανώ) fue una gran matemática discípula de Pitágoras. Enseñó en la escuela de los pitagóricos. Tubo dos hijos, un varón y una mujer, Damo y Telauges.

Los pitagóricos consiguieron dominar el gobierno de Crotona, pero los ciudadanos entraron en cólera y mataron a algunos de ellos. Con la ayuda de su hija, Theano salvó la mayoria de los escritos de su marido, tomó las riendas de la escuela pitagórica y la extendió por toda Grecia y Egipto. Fue una gran médico.

las principales obras que se atribuyen a  Theano son: una biografía de Pitágoras, un teorema sobre la proporción áurea, un tratado “Sobre la Piedad”, del que se conserva una disquisición sobre el número 9.

Debido a que todos los trabajos eran escritos bajo el nombre de Pitágoras, resulta difícil determinar quién es realmente el autor.

La cuarta mujer es María la Judía.

MARÍA LA JUDÍA

María La Judía, María La Profetisa o Miriam La Profetisa vivió probablemente en el siglo II dC. y fue una de las primeras alquimistas. Algunas fuentes dicen que María La Judía fue Miriam la hermana de Moisés y Aarón; otros historiadores la identifican con María Magdalena. El Baño María es su contribución más conocida.[] La mención más concreta de su nombre en el contexto de la alquimia es en Zósimo de Panópolis, alquimista griego quien en el siglo IV escribió los más antiguos libros sobre alquimia.

Nació en Alejandría, Para que se hagan ustedes una idea de su tremenda antiguedad basta decir que el vetustísimo químico Zósimo de Panápolis (siglo IV) la cita siempre en pasado, venerándola entre los que él llama “sabios antiguos”, un exclusivo grupo en el que figuran Demócrito.

Pocas personas saben que al someter a los alimentos o alguna sustancia al baño maría esta haciendo uso de uno de los adelantos químicos más antiguos que descubrío María la Judía por eso en su honor se llama Baño María.

Y menos personas aún, saben que el degustar bebidas destiladas también se le debe a María la Judía que inventó los alambiques de destilación de dos y tres salidas y es gracias a este procedimiento que podemos obtener productos destilados.

Su fecha de nacimiento no se sabe así como tampoco el de su muerte pero cada vez que utilizamos el baño maría en la investigación científica o en la gastronomía estamos re-actualizando y usando el conocimiento de María la Judía que nos heredó el avance de investigación científica en la química.

La quinta mujer es Agnodice de Atenas.

AGNODICE

Joven brillante de la alta sociedad ateniense, Agnodice se siente frustrada por la prohibición de estudiar que enfrentan las mujeres. Estimulada por su padre, se corta el cabello y se viste de hombre para poder asistir clases, especialmente a las del célebre médico Herófilo.

 En el año 350 antes de nuestra era, el 3 de junio, obtiene los mejores resultados en el examen de medicina y se hace ginecóloga, sin revelar aún su verdadera identidad. Pronto las pacientes afluyen a su consulta y los demás médicos, celosos por su éxito, hacen correr el rumor de que se estaría aprovechando de su profesión para seducir y corromper a las mujeres casadas.

Acusada de violación a dos pacientes, Agnodice se ve obligada revelar su identidad y corre el riesgo de ser condenada a muerte por haber ejercido siendo mujer. Una multitud de sus pacientes declara ante el templo que si Agnodice es ejecutada, morirá con ella. Presionados por la multitud, los magistrados absuelven a Agnodice y le permiten continuar el ejercicio de la medicina.

Al año siguiente, el Consejo Ateniense modificará la ley y autorizará a las mujeres a estudiar dicha carrera.

La sexta mujer es Hiparquia de Manorea.

HIPARQUIA

Hiparquía (Maronea, Tracia, ca. 346 a. C.ca. 300 a. C.) fue una de las primeras mujeres filósofas. Convivió con C rates de Tebas viviendo una forma un tanto especial de la escuela cínica pese a la oposición de la familia de ella.  Era una mujer revolucionaria y siempre defendió a las mujeres frente a los que se burlaban de ella, como,  por ejemplo, Teodoro el Ateo.

La septima mujer es Aglaonike de tesalia.

AGLAONIKE

Aglaonike vivió alrededor del año 400 antes de Cristo. Nació en Tesalia y es conocida como la primera astrónoma de la historia occidental. Esta mujer seguramente estudió en la Mesopotamia pues conocía a la perfección los ciclos de saros que estudiaron los caldeos y con los cuales podía predecir eclipses con genial precisión para la época.

Tal capacidad seguramente le dio un poder importante en su sociedad que estaba íntimamente ligado al temor que algunos fenómenos celestes como los eclipses producían en la gente. “Quien podía hacer desaparecer la Luna” era el apelativo con que se la conocía a Aglaonike, un “sobrenombre” que denotaba más miedo que admiración.

Hacen referencia a ella Horacio, Platón y Virgilio.

La octava mujer es Salpe.

SALPE

Esta mujer ejerció de comadrona en Lemnos, donde aplicó la saliva a la medicina para poder restaurar la sensación de un miembro entumecido, otros de sus inventos fueron para curar la rabia de los perros, que tenían que comer sapos vivos.

Hay discrepancias sobre las veracidad de aportaciones de esta mujer, si solo era una comadrona que atrajo la atención de Plitio, ya que la única referencia a esta mujer es la de este escritor.

La novena mujer es Safo.

SAFO

Safo de Lesbos (en griego, Σαπφώ; en eolio, Ψάπφω) (Lesbos, actual Mitilene, Grecia, ca. 650580 a. C.) fue una poetisa griega.

Pasó toda su vida en Lesbos, isla griega cercana a la costa de Asia Menor, con la excepción de un corto exilio en Sicilia en el año 593 a. C.. El espacio en donde enseñaba se conocía como Thíasos. Allí sus discípulos aprendían a recitar poesía, a cantarla, a confeccionar coronas etc.

A partir de sus poemas se suele deducir que Safo se enamoraba de sus discípulas y mantenía relaciones con muchas de ellas. Todo esto la ha convertido en un símbolo del amor entre mujeres.

Cuenta la leyenda surgida a partir de algún fragmento de la propia poetisa en el que hace mención de Faón, un hombre bello del que se enamoró la propia diosa Afrodita según el mito, que se suicidó desde la roca de Léucade lanzándose al mar cuando su amor por Faón no se vio correspondido. Esta piedra era usada por los enamorados para suicidarse. El tema fue retomado por el poeta latino Ovidio, que lo popularizó. Fue especialmente referida por pintores del s. XIX que reflejan una visión romántica de Safo con el pelo largo, apoyada en la roca.

sólo se conocen algunos poemas y fragmentos extraídos de citas tardías (tradición indirecta) y de papiros. El contenido amoroso de sus poemas propició toda clase de habladurías y rumores sobre su vida. Safo y su compatriota Alceo son considerados los poetas más sobresalientes de la poesía lírica griega arcaica, de la que Terpandro y Arión son precedentes. Safo habla en sus poemas de la pasión amorosa que se apodera del ser humano y se manifiesta en diversas formas, como los celos, el deseo o una intangible nostalgia. Ejemplo de esto se encuentra en el Himno en honor a Afrodita.

¡Oh, tú en cien tronos Afrodita reina,

Hija de Zeus, inmortal, dolosa:

No me acongojes con pesar y tedio

Ruégote, Cripria!

Antes acude como en otros días,

Mi voz oyendo y mi encendido ruego;

Por mi dejaste la del padre Jove

Alta morada.

El áureo carro que veloces llevan

Lindos gorriones, sacudiendo el ala,

Al negro suelo, desde el éter puro

Raudo bajaba.

Y tú ¡Oh, dichosa! en tu inmortal semblante

Te sonreías: ¿Para qué me llamas?

¿Cuál es tu anhelo? ¿Qué padeces hora?

-me preguntabas-

¿Arde de nuevo el corazón inquieto?

¿A quién pretendes enredar en suave

Lazo de amores? ¿Quién tu red evita,

Mísera Safo?

Que si te huye, tornará a tus brazos,

Y más propicio ofreceráte dones,

Y cuando esquives el ardiente beso,

Querrá besarte.

Ven, pues, ¡Oh diosa! y mis anhelos cumple,

Liberta el alma de su dura pena;

Cual protectora, en la batalla lidia

Siempre a mi lado.

La última mujer es Alia Cándida.

ALIA CÁNDIDA

 

Alia Cándida nació es Laminium, en Ciudad Real en el seno de una família rica.

Fue patrona de una asociación formada por libertos y clientes que estaba compuesta por las clases populares que se reunían bajo una persona poderosa.

 

Ella estaba protegida por ellos y ellos por ella. Es la misma relación que tenian los libertos (esclavos liberados) con su antiguo amo. Alia alcanzó el sacerdocio del culto imperial siendo nombrada flamínica perpetua vitalicia. Allí recibió también el homenaje de un liberto, Cayo Licinio Hedymeles, quien la califica de excelente patrona.

 

Fernando Valero Granchel

1BAC-V