DAFNE

2 03 2009

 

HISTORIA

En la mitología griega Dafne (en griego Δάφνη, ‘laurel’) era una dríade (ninfa de los árboles), hija del dios río Ladón de Arcadia con Gea o del dios río Peneo de Tesalia con Creúsa, una ninfa de las aguas que además era sacerdotisa de Gea. Apolo, que se había burlado con anterioridad de Cupido porque había bromeado sobre sus habilidades como arquero y afirmaba que el canto de éste le molestaba, fue por éste castigado. Alcanzó a Apolo con una de sus flechas de oso y hace brotar en él el amor. En cambio a Dafne, le hiere con una de plomo, que impide todo sentimiento amoroso. Cuando el enamorado Apolo se acerca a Dafne, ella escapa y busca ayuda de su padre. En el preciso instante en que Apolo le daba alcance, queda metamorfoseada en laurel con el que Apolo se fabrica una corona y desde ese momento, el laurel se convirtió en sagrado para Apolo.

REFERENTES Y USOS

 LENGUA. El mito de Dafne, que explica la atribución simbólica del laurel al dios Apolo, ha dejado las más inesperadas huellas en nuestra lengua. El laurel, como planta consagrada al dios de la juventud y de las artes, se utilizaba para coronar en la Antigüedad a los vencedores de los concursos de canto y poesía y también a los atletas, y en Roma se convirtió además en un símbolo de victoria que lucían emperadores y generales. La costumbre se extendió a la Edad Media, dónde los poetas, artistas y doctores, recibían coronas de laurel, de ahí el verbo laurear (premiar), y el adjetivo sustantivo laureado, que el la actualidad designa a una persona galardonada con diversos premios. La palabra bachillerato, por otra parte, procede de la forma latina baccal lauri (atus), que significa coronado con bayas de laurel. Hoy la corona del laurel es el emblema del Premio Novel. La expresión familiar “dormirse en los laureles”, que significa descuidarse o dejar de esforzarse después de haber triunfado, tiene también su origen en esta asociación al triunfo con el laurel de Apolo, asociación que, por otra parte, si nos remitiéramos al significado del mito, no deja de resultar paradójica: el laurel sería el recuerdo, metamorfoseado pero viviente, de uno de los más sonados fracasos de Apolo: su frustrado amor por la esquiva Dafne.

 

LITERATURA. El tema de los amores de Apolo y Dafne fue ampliamente tratado en la poesía de los siglos de oro. Gracilazo de la Vega, soneto XIII; Diego Hurtado de Mendoza, octava independiente; Juan de Arguijo, Apolo a Dafne; Quevedo; Juan de Tassis, conde de Villamediana. El tema también fue llevado a escena por Lope de Vega en El amor enamorado.

 

ICONO. Son muy numerosas las representaciones de este episodio, tratado por Tiépolo, en pintura; y por Bennini y Guillermo Gustour, en escultura.

 

MÚSICA. El laurel de Apolo, Zarzuela.

– Daphne es el título de una ópera de Richard Strauss basada en el mito de esta ninfa.

– Dafne es el título de una ópera de Jacopo Peri (1597), actualmente perdida, que se considera la primera ópera de la historia.

– Daphne Descends es el título de una canción del álbum Adore de los Smashing Pumpkins.

 

PLANTAS.

Daphne es un género de plantas arbustivas entre las que se incluye la especie Daphne laureola, el laurel.

Laia Gras Grifo

1º bac-V

2/3/09

 

*Mª Jesús, que es la sesión de Aitana porque se me habia olvidado la contraseña. Tampoco he podido subir las imágenes.

 

 

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: