DAFNE

2 03 2009

 

HISTORIA

En la mitología griega Dafne (en griego Δάφνη, ‘laurel’) era una dríade (ninfa de los árboles), hija del dios río Ladón de Arcadia con Gea o del dios río Peneo de Tesalia con Creúsa, una ninfa de las aguas que además era sacerdotisa de Gea. Apolo, que se había burlado con anterioridad de Cupido porque había bromeado sobre sus habilidades como arquero y afirmaba que el canto de éste le molestaba, fue por éste castigado. Alcanzó a Apolo con una de sus flechas de oso y hace brotar en él el amor. En cambio a Dafne, le hiere con una de plomo, que impide todo sentimiento amoroso. Cuando el enamorado Apolo se acerca a Dafne, ella escapa y busca ayuda de su padre. En el preciso instante en que Apolo le daba alcance, queda metamorfoseada en laurel con el que Apolo se fabrica una corona y desde ese momento, el laurel se convirtió en sagrado para Apolo.

REFERENTES Y USOS

 LENGUA. El mito de Dafne, que explica la atribución simbólica del laurel al dios Apolo, ha dejado las más inesperadas huellas en nuestra lengua. El laurel, como planta consagrada al dios de la juventud y de las artes, se utilizaba para coronar en la Antigüedad a los vencedores de los concursos de canto y poesía y también a los atletas, y en Roma se convirtió además en un símbolo de victoria que lucían emperadores y generales. La costumbre se extendió a la Edad Media, dónde los poetas, artistas y doctores, recibían coronas de laurel, de ahí el verbo laurear (premiar), y el adjetivo sustantivo laureado, que el la actualidad designa a una persona galardonada con diversos premios. La palabra bachillerato, por otra parte, procede de la forma latina baccal lauri (atus), que significa coronado con bayas de laurel. Hoy la corona del laurel es el emblema del Premio Novel. La expresión familiar “dormirse en los laureles”, que significa descuidarse o dejar de esforzarse después de haber triunfado, tiene también su origen en esta asociación al triunfo con el laurel de Apolo, asociación que, por otra parte, si nos remitiéramos al significado del mito, no deja de resultar paradójica: el laurel sería el recuerdo, metamorfoseado pero viviente, de uno de los más sonados fracasos de Apolo: su frustrado amor por la esquiva Dafne.

 

LITERATURA. El tema de los amores de Apolo y Dafne fue ampliamente tratado en la poesía de los siglos de oro. Gracilazo de la Vega, soneto XIII; Diego Hurtado de Mendoza, octava independiente; Juan de Arguijo, Apolo a Dafne; Quevedo; Juan de Tassis, conde de Villamediana. El tema también fue llevado a escena por Lope de Vega en El amor enamorado.

 

ICONO. Son muy numerosas las representaciones de este episodio, tratado por Tiépolo, en pintura; y por Bennini y Guillermo Gustour, en escultura.

 

MÚSICA. El laurel de Apolo, Zarzuela.

– Daphne es el título de una ópera de Richard Strauss basada en el mito de esta ninfa.

– Dafne es el título de una ópera de Jacopo Peri (1597), actualmente perdida, que se considera la primera ópera de la historia.

– Daphne Descends es el título de una canción del álbum Adore de los Smashing Pumpkins.

 

PLANTAS.

Daphne es un género de plantas arbustivas entre las que se incluye la especie Daphne laureola, el laurel.

Laia Gras Grifo

1º bac-V

2/3/09

 

*Mª Jesús, que es la sesión de Aitana porque se me habia olvidado la contraseña. Tampoco he podido subir las imágenes.

 

 

Anuncios




SIRINGE

2 03 2009

SIRINGE
Ninfa que habitaba en los montes de Arcadia. Había hecho voto de castidad en honor a Artemisa. Pan enamorado de ella, intentó hacerla suya, pero ella huyó hasta que se vio cercada por el rió Landón. Entonces pidió ayuda a las náyades, que la transformaron en caña. Cuando Pan escuchó el sonido del viento a través de las cañas pensó que era la voz de su amada y quiso inmortalizarla en un instrumento musical al que puso el nombre de la ninfa.
Pan (en griego, Πάν, ‘todo’) era el semidios de los pastores y rebaños en la mitología griega. Era especialmente venerado en Arcadia.
Pan era, también, el dios de la fertilidad y de la sexualidad masculina desenfrenada. Se dice que se dedicaba a perseguir ninfas por los bosques, en busca de sus favores. En muchos aspectos, el dios Pan tiene cierta similitud con Dioniso.
Era el dios de las brisas del amanecer y del atardecer. Vivía en compañía de las ninfas en una gruta del Parnaso llamada Coriciana. Se le atribuían dones proféticos y formaba parte del cortejo de Dioniso, puesto que se suponía que seguía a éste en sus costumbres. Era cazador, curandero y músico. Dotado de una gran potencia sexual, acechaba continuamente a las ninfas. Habitaba en los bosques y en las selvas, correteando tras las ovejas y espantando a los hombres que penetraban en sus terrenos.
Portaba en la mano el cayado o bastón de pastor y tocaba la Siringa, a la que también se conoce como Flauta de Pan. Le agradaban las fuentes y la sombra de los bosques, entre cuya maleza solía esconderse para espiar a las ninfas.
Se dice que Pan era especialmente irascible si se le molestaba durante sus siestas. Los habitantes de Arcadia tenían la creencia de que, cuando una persona hacía la siesta, no se la podía despertar bajo ningún concepto ya que, de esa forma, se interrumpía el sueño del dios Pan. En este caso, Pan se aproxima a la noción de Demonium Meridianum (Demonio del Mediodía).
Por último, como deidad, Pan representaba a toda la naturaleza salvaje. De esta forma, se le atribuía la generación del miedo enloquecedor. De ahí la palabra pánico que, en principio, significaba el temor masivo que sufrían manadas y rebaños ante el tronar y la caída de rayos.
Pan tiene diecinueve genealogías diferentes.
según una de las tradiciones, cuando Hermes pastoreaba los rebaños de Driops, tuvo una relación amorosa con una de las hijas de ésta, de la que nació el dios Pan. Según esta teoría, cuando nació, presentaba sus miembros inferiores en forma de macho cabrío y el resto del cuerpo con apariencia de hombre. En la cabeza tenía dos cuernos y su cara era arrugada, con una barbilla prominente, con todo el cuerpo cubierto por una espesa capa de pelo. Se dice que, apenas nacido, escapó a las montañas, donde Hermes tuvo que buscarlo para llevarlo al Olimpo envuelto en una piel de liebre. Una vez allí, lo llamaron Pan, puesto que era la diversión de todos.
En cuanto a sus relaciones, se dice que tuvo amores correspondidos con la ninfa Pitis, que también era pretendida por Bóreas. Este último, arrastrado por los celos, arrojó a Pitis desde lo alto de una roca. Sintiendo pena, la diosa Gea la transformó en pino, siendo Pan, desde entonces, coronado con las hojas del pino. También existe la creencia de que el pino gime cuando sopla Bóreas.
A partir de la Edad Media y hasta nuestros días, la imagen tradicional de Pan se asocia con la imagen del diablo y los aquelarres.
El dios Pan sería el mismo Luzbel (Lucifer) y determinaría el destino completo de la humanidad.

Pedro Blaya 1º  Bachillerato





MIRRA

2 03 2009

La mirra (del latín myrrha ,y este del griego μύῤῥα) es una sustanci rojiza resinosa aromática.Se trata de la gomorresina (jugo lechoso) que se extrae del tallo del commiphora abyssinica, árbol de Arabiá, común en medio oriente y Somalia.

Muy elaborada en la antigüedad, ya que era uno de los componentes para la elaboración de perfumes, incienso, ungüentos, medicinas y para diluir tinta en los papiros. Se usaba también para embalsamar a los muertos.

Para obtenerla, se hace una incisión en la corteza del árbol y de esta herida brotan lágrimas, que al secarse se tornan rojizas.

Según el evangelio y según Mateos, es uno de los regalos que los reyes magos ofrecieron al niño Jesús en la Epifanía.

En la antigüedad Mirra era una chica que enojó a Venus al no rendirle los honores devidos. Venus, en castigo, hace sufrir en ella la pasión amorosa por su padre, Ciniras rey de Pafos, y Mirra yació con él sin que la identificara. Cuando la reconoce, intenta matarla, aunque ella logra escapar y los dioses la metamorfosean en árbol de la mirra.

De este árbol nace Adonis, quien, criado por las nimfas y bello como el mismo amor, seduce a la propia Venus que la acompaña en sus cacerías y le recomienda evitar las fieras más peligrosas. Pero Adonis muere atacado por un jabalí. Venusllora su muerte, instaura un culto en su honor y hace brotar de la sangre del joven mezclada con el néctar una flor, la anémona.

Según otra versión Adonis, por mandato de Júpiter, debe compartir unos meses del año con Perséfone y los otros con Venus.

Anemone es un género con unas 120 especies de plantas de flor, de la familia de las Rununculace que se encuentran distribuidas en las zonas templadas de los Hemisferios Norte y Sur del planeta. Esta estrechamente relacionado con los géneros, Pulsatilla y Hepatica; algunos botánicos incluyen ambos géneros dentro de Anemone.
Lo siento pero no se inserta imágenes.
Fernando Valero Granchel 1BAC-V