ASTRONOMIA O ASTROLOGIA

18 10 2008

La historia de la Astronomía corre paralela a la historia de la humanidad misma, y es considerada como la ciencia más antigua. En su origen abarcaba todos los aspectos de las prácticas religiosas prehistóricas, como demuestran numerosos vestigios arqueológicos, y constituía la base de los calendarios que regían las migraciones estacionales de los animales de caza, las primeras actividades agrícolas o las medidas temporales que establecían el año, los meses y las semanas.

En la antigüedad, y para hacer justicia a la etimología de su origen griego, el término empleado para su definición sería el de Astrología (αστρολογία, de άστρον (ástron), ‘estrella’ y λόγος (logos) ‘palabra, estudio’, o sea, ‘estudio de las estrellas’). Los “misterios” de los movimientos celestes, de la sucesión de las estaciones o de las fases lunares, por no hablar de eventos tan fascinantes y espectaculares como los cometas, eclipses o meteoros, etc, insondables para el hombre primitivo, la envolvieron en un “halo” mágico y místico, que los primeros Astrónomos supieron manejar ya que su comprensión significaba poder. Habría que añadir, además, intereses políticos y creencias religiosas, que impidieron su desarrollo como disciplina científica analítica hasta bien entrada la Edad Media.

Fue en el Renacimiento, con figuras tan destacadas y conocidas como Nicolás Copérnico, Galileo Galilei, Tycho Brahe o Johannes Kepler, cuando el desarrollo de la Astronomía adquirió sus verdaderas dimensiones, superando los prejuicios sociales, políticos y religiosos que hasta entonces la había relegado a poco más que una “pseudo-ciencia” adivinatoria. El Siglo XVII dio a conocer a otros grandes astrónomos, quizás menos conocidos, que fueron consolidando las bases de la Astronomía moderna: Simon Marius, Christoph Scheiner, Johannes Hevelius, Christian Huygens, Giovanni Domenico Cassini, Olaus Römer, John Flamsteed.

El auténtico punto de inflexión, en el que Astronomía y Astrología divergen para seguir caminos independientes, la primera como disciplina científica en toda su extensión, la segunda como remanente de aquella época oscura y mística, en la que los comportamientos humanos estaban regidos por los astros, podríamos fijarlo a finales del siglo XVII y principios del XVIII, con destacados astrónomos como Isaac Newton, Edmund Halley o William Herschel, por citar solo algunos ejemplos.

En resumidas cuentas, antiguamente Astronomia y Astrología tenían el mismo significado , pero la primera es la ciencia más antigua que se remonta a más de 3000 años a. C., mientras que la segunda, tan antigua como la anterior, no es una ciencia, sino una actividad práctica que pretende inferir una supuesta influencia de los astros en el destino de los seres humanos.

http://es.youtube.com/watch?v=k8n6o3r4qF4

Anuncios

Acciones

Information

One response

1 11 2009
GB.

la verdad es q no soy muy buen comentarista pero n realidad esto es buenisimo y se le agradece el video que nos despierta mucha ams curiosisdad…
GRACIAS !!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: