Clitia

27 02 2009

HISTORÍA:

 estatua1

En el libro IV de La metamorfosis, Ovidio nos cuenta la historia de Clitia y Leucótoe, dos diosas mortales hijas de Ócramo que sufrieron los amores del Sol.

Cuenta la antigua leyenda de la mitología por boca de Leucónoe la venganza que Afrodita ejerció contra el Sol por haber puesto en evidencia sus amores adúlteros con Marte. Para ello Afrodita hizo que el Sol se enamorara de la ninfa Leucótoe y que, a su vez, Clitia, una hermosa doncella hermana de Leucótoe, se enamorara perdidamente del Sol. Así, mientras el Sol no podía posar sus ojos en otra mujer que no fuese Leucótoe, Clitia, enamorada tan profundamente del Sol, se pasaba los día, uno tras otro, observando desde la ventana atenta el viaje del dios Sol llena de esperanza: desde que amanecía iluminando la oscura madrugada a su salida de palacio, hasta que volvía de los lejanos mares del oeste, tiñéndolos de colores, con el ocaso.

 

Clitia, al saber que el Sol no le correspondía , sino que amaba a su hermana, difamó a Leucótoe ante su padre y le pidió que tomase cartas en el asunto. Éste, tras oír de boca de Clitia que el Sol había entrado en la habitación de Leucótoe – cosa que en realidad era cierta, sólo que el Sol lo consiguió haciéndose pasar por la madre de las ninfas – enterró viva a su hija, y ni siquiera el Sol con sus sorprendentes rayos consiguió revivirla.

 

Este hecho provocó la ira del Sol, y Clitia, viendo el desprecio que le hacía el astro, pasó una serie de días languideciendo en su condición de mortal ante la ventana girando su cara hacia el Sol para contemplarlo. Ni comía, ni dormía. Transcurridos algunos días, Clitia comenzó a fundirse en el suelo y a convertirse en una hermosa y llamativa flor. Pero, incluso tras la funesta mutación, Clitia no pudo olvidar el objeto de su tan arraigada pasión; y aún ahora, como emblema de la constancia y la fidelidad, sigue dirigiendo el rostro hacia su luz.

 

Se dice que este es el origen de la flor del girasol, pues esta flor gira sus pétalos hacia el Sol siguiendo sus movimientos cada día hasta que se marchita.

 

Otras versiones del mito se refieren al dios del Sol con el nombre de Apolo en lugar de Helios. Esto es porque al dios Apolo también se le conoce como dios del Sol, y su nombre de Febo significa brillante- por esta razón se representa con un halo de luz detrás. En este caso cuenta el mito que Clitia se pasaba los días observando a Apolo pasar por el firmamento en su carro alado de un lado para otro. También afirma que fueron los dioses quienes se apiadaron del sufrimiento de Clitia y la convirtieron finalmente en planta.

 

REFERENTES ACTUALES:

 

girasol1 

Aparecen referencias en algunas partes de la obra de Juan Sánchez Peláez, Figuras en el umbral – entre otros escritores – identificándola con la flor del girasol para representar el amor no correspondido entre los personajes.

 

También se le ha dado su nombre a el asteroide número 73 de la serie, descubierto el 7 de Abril de 1862 desde Cambridge (Massachussets, EEUU) por Horace P. Tuttle (1837-1923).

 

A pesar de lo antes descrito podríamos citar un par de curiosidades referentes a este tema. Siempre se ha identificado esta historia como el origen del girasol, pero lo cierto es que Ovidio en ningún momento lo nombra explícitamente, sino que dice que Clitia se convirtió en una planta que “giraba su cabeza hacia el Sol”. De hecho, el girasol es una planta originaria de America, específicamente de Perú, y fue cultivado hacia el año 1000 a. C. Desde ahí, los españoles lo exportaron a Europa al principio del siglo XVI. Con lo cual, debemos suponer que Ovidio no había visto un girasol en su vida.

 

Encontramos en las leyendas americanas un mito paralelo que también hace referencia al origen del girasol. Así, en la mitología guaraní, Carandai se enamora del dios Sol, Cuarahjí, que la convierte en girasol.

 

 C. Aitana Roures Segura - 1 BAC V-

About these ads

Acciones

Information

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: